Blog
ISV

Cuando para un ISV lo importante es la compañía

Publicado por  Isidro García

Desde cierto punto de vista la tarea de los ISV (Independent Software Vendor) o también podríamos llamar de Consultoría Informática es muy fácil, solo se trata de escuchar y entender las necesidades de sus clientes, muy atentamente, y darles respuesta en forma de asesoría de procesos e implantación informática. Después facturar este servicio.

Lástima que a veces los caminos del cliente son infinitos e inescrutables, lo que hace que esta respuesta se pueda complicar y requerir esfuerzos más que importantes. Quizás también añadir que a la hora de facturar el cliente no pueda compartir el criterio de su proveedor ISV y no sea tan fácil conseguir los ingresos previstos.

Bueno, si nos ponemos a matizar, estos caminos infinitos, infinitos… no los son. El cliente lo único que va a intentar es adaptarse al cambio, para lo cual requerirá la ayuda del ISV. Y estos caminos se pueden resumir en 3.

  1. Actualizarse tecnológicamente, aprovecharse de las nuevas tecnologías para ser más productivos y disponer de usuarios más eficientes. Ni que hablar de la movilidad, el internet de las cosas, la industria 4.0 o la inteligencia artificial que ya las tenemos aquí.
  2. Adaptarse a las exigencias legales, cubrir las novedades que desde nuestros gobiernos tienen a bien ir implantando y que serán de obligado cumplimiento. Recordar los efectos de la nueva ley del SII (Suministro Inmediato de la Información).
  3. Prepararse para nuevos retos de negocio. Ofrecer nuevos servicios a sus clientes, revisar los procedimientos para ser más eficientes, expandirse e internacionalizarse y sobre todo prepararse para enfatizar las diferencias competitivas, no ser uno más que ofrece lo mismo y de la misma forma. Su software de gestión empresarial también tendrá que ser singular.

El ISV debe ganarse la confianza del cliente y cubrir las expectativas que han puesto en él, pero difícilmente lo podrá hacer solo, buena parte de los requerimientos no están en su mano. Necesita la compañía de un socio de confianza que le proporcione a su vez el software y el soporte necesario.

En ekon trabajamos para que nuestros partners no tengan que preocuparse de perseguir la tecnología, desde hace más de 50 años estamos en la cresta de la ola, de forma sencilla, sin ruido y sin disrupciones.

Conseguimos que las nuevas exigencias, “crisis” en la acepción más japonesa del término,  sean una gran oportunidad de negocio en lugar de un problema.

Y hacemos las cosas para que el ISV disfrute de la plataforma idónea para modificar, crear y mantener software en respuesta a las nuevas necesidades de sus clientes. Sin limitaciones, sin contrapartidas y de la forma más eficiente y rentable para todos, proveedor y cliente.

Podemos aprovechar para destruir un mito de los servicios profesionales, las consultoras del sector TIC no tienen ilimitados consultores guardados en un cajón (y no digo armario), preparados y certificados, esperando para sacarlos del cajón justo cuando el cliente los necesita. No es así, las plantillas de buenos profesionales están ajustadas y no son baratas. Forzosamente necesitarán contar con las mejores herramientas y el soporte necesario para cubrir plazos, calidad y sacar el máximo rendimiento.

Mi experiencia me permite opinar que se pueden implementar programas de gestión de empresas de forma rápida y efectiva, con un despliegue ajustado de recursos, sin desviaciones y añadiendo más valor con menos.

Hacemos todo esto para que los clientes finales estén satisfechos, y confiados en que su sistema de información les ayudará en sus nuevos retos, y que el negocio de nuestros partners sea rentable y sostenible, para que con nosotros se sientan ¡Siempre acompañados!

 

Isidro García



Newsletter