Conecta

Cómo medir la rentabilidad de un sistema informático en un hospital

Cuando un hospital se propone adquirir un nuevo sistema de información hace números, la inversión es elevada y es necesario contemplar todos los supuestos y escenarios posibles para que esa inversión no se convierta en un gasto inútil; en definitiva, hay que tener claro si lo que se va a desembolsar servirá para el propósito por el que se adquirió. Normalmente este propósito podemos definirlo en cómo el sistema de información (SI) ayudará a mejorar los procesos y por lo tanto se incrementará la atención y el cuidado asistencial al paciente, asegurándole una mayor seguridad, obteniendo además una mayor productividad y un mayor ahorro en los costes.

¿Cómo medir la rentabilidad de un sistema informático?

El ROI clásico casi siempre valora retornos cuantificables en términos financieros, pero cuando te metes en las tecnologías de la información en salud, las cosas pueden complicarse un poco más. Veamos ejemplos tradicionales de consecución de ahorro financiero, que podríamos llamar Hard ROI o tangibles, gracias a la implementación de un sistema de información eficiente y, por tanto, de un sistema que proporcionará información adecuada:
  • Reducción de pruebas médicas duplicadas
  • Reducción de efectos adversos de los medicamentos controlando mejor las interacciones
  • Reducción en las estancias de los pacientes ingresados
  • Cambios de procesos tradicionales con ingreso a procesos ambulatorios o de atención domiciliaria
  • Ahorros en la utilización de los planes de cuidado
  • Reducción del uso de papel y de su almacenamiento
  • Etc.
New Call-to-action

Variables para medir la rentabilidad

Hasta aquí nada que no conozcamos para hacer nuestros cálculos de retorno de la inversión. ¿Qué tal si usamos otras variables? Las llamaremos Soft ROI:
  • Satisfacción. ¿Los pacientes y los propios usuarios del sistema están satisfechos con el SI? Les facilita el trabajo, mejora la información, ayuda a tomar decisiones?
  • Tratamiento. Por supuesto los pacientes recibieron el tratamiento adecuado en el momento adecuado pero… ¿tuvo algo que ver el SI en su éxito o fue un obstáculo?
  • Educación. Los pacientes, clínicos, administrativos, etc. ¿están recibiendo la formación adecuada en el uso de estos sistemas y como consecuencia están sacando el máximo provecho de ellos?
  • Prevención. ¿El SI está ayudando a prevenir errores, malas prácticas, pérdidas de información? ¿O resulta que quizás dificulta esta prevención? Quizás solo es neutral y no tiene influencia.
  • Dedicación. Como resultado de los puntos anteriores, ¿los profesionales pueden disponer de mayor tiempo que podrían dedicar a la atención directa del paciente mejorando, por lo tanto, su satisfacción y la de los familiares?
Estas variables, intangibles a priori, ¿cómo las incorporamos a las fórmulas para calcular el ROI? Parece que no es fácil, pero es posible complicarlo todavía más. Podemos incorporar índices que evalúen la aportación de valor de la atención mediante el dimensionamiento de variables que deben ser valoradas por el propio paciente y familiares:
  • Sensorial: ¿el paciente y los familiares han percibido el valor de la atención prestada?.
  • Eficacia: ¿cuando se consideran los servicios proporcionados, parece justo y razonable lo que se ha pagado por ello?
  • Información: durante su proceso, ¿se han sentido informados no solo en los aspectos más formales sino también en aquellos temas a priori menos relevantes?
  • Conducta: ¿cómo han valorado su interacción con los profesionales?
Como vemos, es necesario disponer de herramientas que permitan calcular el retorno de la inversión teniendo en cuenta no solo los aspectos financieros, sino otros aspectos más intangibles y que todos ellos en conjunto permitan a los gestores tener más información para tomar la mejor decisión en la adquisición de un sistema de información. HIMSS (Healthcare Information and Management Systems Society) es una organización sin ánimo de lucro dedicada a mejorar la calidad asistencial, la seguridad, y la efectividad a través del buen uso de las tecnologías de la información y sistemas de gestión. Está trabajando para obtener herramientas que ayuden al cálculo del ROI teniendo en cuenta todos estos parámetros. Deberemos estar atentos a sus resultados.
New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.