Conecta

Lecciones aprendidas, con el Covid-19, la clave para evolucionar

Como decía la frase de Voltaire, “Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás”, así que después de este periodo de Covid-19 deberíamos haber aprendido bastantes cosas, y deberíamos poderlas empezar a aplicar.

Muchas han sido nuevas, desconocidas, sorpresas, sobre todo inesperadas, hemos asistido a ver como empresas cuyo logo brilla en el mercado, han quedado bastante apagadas, hemos presenciado, aunque sea un oxímoron, a improvisaciones de lo más planificadas posibles, para seguir navegando en el mercado.

Hemos visto como para mantener la presencia, se han creado comandos informáticos que han permitido dotar rápidamente a los empleados, de recursos, portátiles, software, etc. para que desde sus hogares hayan podido trabajar.

Herramientas para poder seguir conectados al ERP, actualizaciones del ERP a las últimas versiones en tiempo récord, cambios de instalaciones On-Premise (Local) a la nube inmediatos, formaciones on-line para que nuestros empleados estuvieran a punto para nuevos roles, nuevas responsabilidades, se ha incrementado el tráfico en la red de forma espectacular.

New Call-to-action

Recibimos noticias por las redes empresariales de nuestros competidores a sus clientes, comunicando que siguen a su servicio, que están teletrabajando para ellos, que mantienen sus planificaciones, que siguen ahí. 

La necesidad nos ha hecho ver que el teletrabajo, entendiéndolo como una parte más de la movilidad, existe y es viable utilizarlo, en muchos casos se ha comprobado que el horario no presencial se ha convertido en mucho más productivo, ya no hay el voy a hablar con “ ” o más gente delante de la maquina del café que de la pantalla.

Las noticias nos han presentado como para mantener la actividad empresarial,  en sectores tal vez el nuestro o en alguno más popular como se ha reconvertido la actividad principal a otras actividades que demandaba la situación, (mascarillas, respiradores, EPI, etc)

Como se ha preservado el transporte para que las mercancías más indispensables llegaran a su destino, como se han optimizado los recursos, como se buscaban profesionales de hoy para mañana, y otros casos contrarios como la avalancha de ERTES, para preservar los puestos de trabajo y la actividad empresarial. 

Se ha resistido, pero no es suficiente, es el primer eslabón para el remonte, porque evidentemente el que no haya resistido ya no podrá seguir. La actividad empresarial se ha removido como el azúcar dentro de un vaso de agua, pero ahora es tiempo ya de poner en marcha lo que hemos visto, oído, o mejorar lo que hemos implantado provisionalmente, porque hemos aprendido que necesitamos sistemas de información, ERP, soluciones de RRHH y nóminas, que nos permitan dialogar con los sistemas que tienen nuestros proveedores, comunicar a nuestros clientes donde están sus envíos con un tracking, como están sus pedidos, con un mail, un sms, esos pedidos que necesitan para terminar y completar su propia cadena de valor. 

New Call-to-action

Curiosonamente cuando más hemos teletrabajado de forma individual más equipo hemos construido y fortalecido, tanto internamente como con nuestra red de clientes y proveedores.

Hemos aprendido que hay que aprender valga la redundancia, que tenemos que disponer de información online, de cómo funcionaran nuestros sistemas. En estos días hemos utilizado las opciones que siempre están tres menús más lejos de lo habitual porque han sido necesarias, hemos visto como empresas con EDI han recibido sus pedidos, han tenido información puntual de sus gestiones.

Tal vez también nos hemos arrepentido de no haber actualizado, cambiado, o mejorado nuestros sistemas.

Muchas comparaciones con la crisis de 2008, y como ya estamos acostumbrados también a la terminología médica, son síntomas parecidos, pero patologías diferentes, la recuperación será más rápida, no estamos ante un gran desequilibrio entre activos y pasivos, en un endeudamiento que no podemos atender, estamos volviendo de una desaceleración producida en un corto espacio de tiempo, muy fuerte por descontado, no cumpliremos los objetivos de país este año, pero hay que jugar la segunda parte del partido el segundo semestre y estar preparados para el 2021.

Ya que estamos hablando de ERP, y haciendo un paralelismo. El Covid19, no ha sido un pequeño “upgrade” de nuestro sistema económico, es un gran cambio de versión al que hay que estar preparado. Y si todo esto pudiera parecer que no va con nosotros, también hay que recordar que la competencia sigue, y ya que empezamos con una frase de Voltaire, terminemos con una de Napoleón, “Si tu enemigo (competencia) se está equivocando no lo interrumpas”. 

Así que prepárate para ese segundo tiempo y este 2021 que está por llegar.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.