Conecta

Cómo llevar a cabo un plan de transformación digital en tu empresa

Los continuos cambios que tienen lugar en cualquier industria, especialmente a nivel tecnológico, hacen que sea cada vez más necesario un plan de transformación digital para dar respuesta a todas las necesidades empresariales. 

Las compañías no tienen otra opción que adaptarse a esta nueva realidad para satisfacer los deseos de sus clientes si quieren ofrecer una buena experiencia y competir en los mercados actuales. La digitalización ha llegado para quedarse, el problema es que no siempre sabemos por dónde empezar. Por eso es tan importante saber cómo abordar esta importante transformación.

Qué debes tener en cuenta para poner en marcha tu plan de transformación digital

Un plan para poner en marcha la digitalización de una empresa no puede hacerse sobre la marcha. Son necesarios una hoja de ruta y un programa de actuación que tengan en cuenta, al menos, los siguientes puntos:

  • Diseñar el plan de transformación digital. Sin un planteamiento y una organización previos, no deberías ejecutar ninguna acción. Es importante tener claros los objetivos que quiere conseguir la compañía y, por supuesto, que estos sean alcanzables. 
  • Una vez hayas tomado la decisión de realizar la transformación digital, necesitas obtener todos los inputs, tanto internos como externos, que conllevará esta nueva etapa. En este punto, es importante saber cuál es la cultura empresarial presente y detectar si el cambio puede ser complejo o, por el contrario, más sencillo.
  • Este plan de transformación debe aplicarse en toda la empresa, desde fuera hacia dentro. Todos los empleados deben estar implicados, desde el más raso hasta el consejero delegado. 
  • Uno de los pilares fundamentales para que esta transformación digital tenga éxito es la comunicación, especialmente si se quiere empezar con buen pie.  
  • El foco debe estar siempre en el cliente. De hecho, un plan de transformación digital puede ser el punto de partida para que la empresa se centre en lo realmente importante: ofrecer servicios con valor añadido a sus clientes y eliminar áreas de la empresa que no aporten valor en un mundo tan digitalizado como el actual.

New Call-to-action

Las etapas de un plan de transformación digital

Existen varias etapas para llevar a cabo un plan de transformación digital que pueden resumirse en una fase de análisis y una de acción. En la etapa de análisis sucede lo siguiente:

  • La empresa debe elaborar un informe previo de situación, identificando aquellas áreas clave de la compañía y sabiendo cuál es su estado actual. ¿Qué áreas y sectores contiene cada departamento? ¿Cuántas personas forman cada uno de ellos? ¿Qué edades tienen y cuál es su nivel de formación? Estas son algunas de las preguntas que los responsables deben hacerse en esta etapa.
  • Se tienen que recopilar datos reales sobre la empresa. ¿Cuántos años tiene? ¿Qué grandes transformaciones ha vivido en los últimos tiempos? ¿Ha superado alguna crisis seria?
  • Hay que elaborar un pequeño análisis DAFO, identificando las fortalezas y las debilidades de la compañía, así como sus oportunidades y amenazas externas.
  • Con toda esta información, estás en disposición de confeccionar un gráfico de madurez digital de la empresa con el que podrás saber el porcentaje real de digitalización y en qué posición te encuentras respecto a tus competidores.

Después de la etapa de análisis, hay que entrar en la fase de acción y comenzar a poner en marcha el plan para la transformación digital propiamente dicho. Para ello, es conveniente tener en cuenta las siguientes fases:

  • Establece unos objetivos medibles, específicos y cuantificables para saber en qué áreas debes hacer hincapié en el proceso de transformación digital. Estos objetivos deben estar alineados con el grado de digitalización actual de tu empresa y el grado de transformación que quieres conseguir.
  • Determina las acciones que se llevarán a cabo y cómo ayudarán a conseguir las metas. Puedes definir acciones concretas u otras actividades relacionadas. 
  • Elabora un calendario de acciones completo en el que se asignen las tareas correspondientes a cada persona o equipo de personas involucradas en el proyecto.
  • Busca ayuda. No dudes en aumentar tu equipo si crees que esto puede ayudarte, y  complementalo con un asesor externo para el plan de transformación digital.
  • Pon tu plan en marcha ejecutando las acciones que hayas previsto en los puntos anteriores.
  • Mide y controla que tu plan de transformación digital no se desvíe de tus objetivos con el fin de saber si realmente se está cumpliendo o no. Esto te permitirá identificar tus puntos fuertes, débiles y futuras acciones. De esta forma sabrás si has tenido éxito o si algo no funcionó bien.

New Call-to-action

Desafíos a tener en cuenta al poner en marcha un plan para la transformación digital

No todas las empresas pueden poner en marcha un plan de transformación digital rápido. En algunas de ellas, hay muchos desafíos por resolver antes de ponerse manos a la obra. Estos son algunos de ellos:

  • Falta de claridad. Los líderes de muchas organizaciones no tienen del todo claro lo que significa la palabra digital y subestiman cómo afecta a sus negocios. También pasan por alto la velocidad con la que los ecosistemas digitales están cambiando los límites de todas las industrias y perturbando el equilibrio competitivo. Este desafío se puede combatir mediante programas de formación y análisis estructurados de casos de uso.
  • Resistencia ejecutiva. Responder a lo digital construyendo nuevos negocios y evolucionando desde los enfoques antiguos puede entenderse como una amenaza por parte de algunos directivos y empleados, que no entienden por qué tienen que cambiar su forma de actuar. Muchas veces, ellos son el principal factor de resistencia y tratarán de demorar el cambio todo lo posible. Para superar este reto, conviene poner en marcha programas de incentivos que estimulen a los ejecutivos de alto nivel a efectuar acciones alineadas con la transformación digital planteada.
  • Difusión del esfuerzo. El desafío es importante debido al vertiginoso ritmo del cambio digital y a la incertidumbre que rodea la adopción de nuevas tecnologías. Además, se trata de un desafío constante, dada la necesidad simultánea de digitalizar el núcleo empresarial e innovar con modelos de negocio distintos. Pero también es un reto superable, si se entiende que la aplicación del plan de transformación digital no tiene por qué ser uniforme en toda la empresa y si se destinan los recursos necesarios para dar soporte a la estrategia de digitalización.

En definitiva, el plan de transformación digital debe sustentarse en unos pilares sólidos que abarquen toda la estructura empresarial, desde los estamentos más elevados hasta los más bajos, involucrando a todas las partes implicadas en el proceso. Así será más fácil que la digitalización sea un éxito.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.