Conecta

¿Cómo puede ayudar a tu negocio un sistema de gestión de clientes en la nube?

La utilidad de los sistemas de gestión de clientes o Customer Relationship Management (CRM) está, en la actualidad, fuera de toda duda. Ayudan a mejorar la atención y las relaciones con los clientes y potencian su fidelización y satisfacción.

Sin embargo, los sistemas de este tipo también se van quedando obsoletos. Cada vez más, las empresas exigen nuevas soluciones para centralizar toda la información en un único lugar y que, además, pueda ser consultada y gestionada desde diferentes dispositivos. Es decir, necesitan una solución para la gestión de clientes Cloud (en la nube).

Las tendencias están demostrando que los sistemas de CRM en la nube tienen mayores ventajas que los convencionales. Así, son una opción que cuenta con cada vez más adeptos y que seguirá marcando el camino de las soluciones digitales en el futuro.

New Call-to-action

¿Qué es un sistema de gestión de clientes Cloud?

Los sistemas para gestionar las relaciones comerciales (es decir, los sistemas CRM) nacieron en los años 80 y 90, aunque en ese momento tenían un objetivo más simple: almacenar y recuperar información relevante de los contactos comerciales de una base de datos. A medida que las necesidades de las empresas iban creciendo, se fueron enfocando a mejorar la relación con sus clientes y proveedores, y la gestión de los contactos evolucionó hacia una gestión de las relaciones con los clientes.

En la actualidad, la mayoría de estos sistemas se basan en soluciones Cloud que almacenan los datos en un servidor remoto (también conocido como nube). Es decir, el servicio de gestión de clientes no se encuentra instalado en los equipos locales de la compañía, sino en un servidor remoto. 

Este servicio suele ser proporcionado por una empresa externa, que se encarga de su instalación, actualización y mantenimiento. Los datos se recuperan desde diferentes dispositivos que permiten a los usuarios gestionar la información cómo y desde donde quieran.

gestion clientes cloud

¿Qué necesitas para implementar un sistema de gestión de clientes Cloud?

Para instalar un sistema de gestión de clientes Cloud en tu organización no necesitas grandes inversiones ni desembolsos. En realidad es bastante sencillo y muy económico. Toda la infraestructura está alojada en un servidor de un proveedor externo, de manera que tu empresa tan solo tiene que pagar por el mantenimiento del servicio

El proveedor le proporcionará a tu compañía todo lo necesario: acceso a la plataforma desde diferentes dispositivos móviles, licencia para utilizarlo, mantenimiento del servicio, actualización y soportes continuos, etc. Tu empresa solo tendrá que pagar una cuota mensual o anual por este servicio, y disfrutará de todas sus ventajas.

New Call-to-action

Ventajas de un sistema CRM en la nube

1. No requiere licencias ni compra de hardware

Dependiendo del tipo de servicio y de la cantidad de usuarios que pueden acceder a él, la empresa paga una suscripción al servicio que puede ser mayor o menor. Pero no es necesario contratar licencias ni comprar nuevo hardware para utilizarlo. En la actualidad, cualquier dispositivo de gama media o un ordenador no demasiado potente puede soportar estas aplicaciones.

2. Permite el acceso desde diferentes dispositivos

Es, quizá, la característica más conocida y a la vez más valorada de las soluciones Cloud: la posibilidad de acceder, desde diferentes dispositivos y en cualquier lugar, a toda la información relevante de los clientes y los proveedores de la empresa en tiempo real y de la forma más actualizada posible.

Este acceso no se realiza simplemente a modo de consulta. Los usuarios pueden modificar los datos, actualizarlos, gestionarlos e incluso extraer informes desde esa misma aplicación, para después exportarlos a otros formatos o visualizarlos en otros dispositivos.

3. Está permanentemente actualizado

En un sistema de gestión de clientes local, es necesaria la intervención de uno o varios técnicos periódicamente para actualizar el sistema a la última versión, además de realizar todas las comprobaciones necesarias para que el sistema siga manteniendo su nivel de servicio con las mínimas alteraciones. 

Los proveedores del servicio Cloud se encargan de mantener el sistema permanentemente actualizado, con todo lo que ello implica: adaptación a las nuevas legislaciones, solución de brechas de seguridad, desarrollo de una interfaz de usuario más intuitiva y adaptada a los tiempos, etc.

4. Permite la reducción de costes operativos

Dado que el mantenimiento y actualización de los sistemas son realizados generalmente por la empresa proveedora del servicio Cloud, se necesita una participación significativamente menor del personal de la compañía, lo que reduce los costes operativos. 

Además, hay que tener en cuenta la posible automatización de procesos que se produce en un sistema que está permanentemente conectado. De hecho, este tipo de sistemas pueden comunicarse con otros para ejecutar algunos procesos diarios sin necesidad de intervención humana.  

5. Asegura un alto nivel de seguridad

Las medidas de seguridad que aplican estos sistemas de gestión de clientes y proveedores son mayores que las de los programas convencionales. Utilizan la última tecnología e incorporan nuevos modelos de seguridad para proteger los datos de sus clientes, especialmente ante accesos no autorizados.

Además, con ellos se minimiza el riesgo de que los datos se extravíen. Al realizarse copias de seguridad periódicas de todos los datos almacenados en la nube, algunas de las cuales se hacen diariamente, se reduce la pérdida accidental de datos, ya que la información puede recuperarse muy fácilmente.

New Call-to-action

6. Ofrece adaptabilidad y escalabilidad

Los sistemas Cloud facilitan la integración con otros sistemas y su adaptación a las necesidades específicas de cada negocio. Esto permite automatizar algunos procesos y que otros se ajusten a la actividad diaria del sector donde opera la empresa.

Además, este tipo de soluciones ofrecen la posibilidad de ampliar o reducir la capacidad virtual de los sistemas en cualquier momento y al instante, según las necesidades específicas de la empresa, lo que permite al comprador pagar solo por los recursos efectivamente utilizados.

En definitiva, este tipo de soluciones tiene múltiples ventajas con respecto a los sistemas convencionales. Son fiables, seguras, baratas y se ajustan a las necesidades de cada negocio. Por eso, y cada vez más, las empresas confían en soluciones Cloud para la gestión de sus clientes y proveedores en su día a día. 

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.