Conecta

Cloud ERP, la solución en la nube más beneficiosa para las empresas

Cada vez son más las empresas que optan por trabajar con Cloud ERP.

No es un hecho que nos extrañe. En el pasado, la infraestructura de los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) solo podía estar instalada físicamente en las redes locales de las compañías. Pero el Cloud Computing y sus ofertas Software-as-a-Service (SaaS), que aportan servidores externos para alojar ese tipo de sistema de información y hacen posible el Cloud ERP, han resultado muy ventajosos.

Además de evitar inversiones en infraestructura, disponer de un ERP en tiempo real en la nube tiene muchos otros beneficios para tu empresa. 

¿Qué es el software Cloud ERP?

Los ERP (del inglés Enterprise Resource Planning) permiten gestionar la información empresarial con rapidez y mejorar los procesos de forma sostenida y rentable. No obstante, la implementación in situ de estos sistemas puede tardar entre 6 meses y un año y suponer un costo considerable.

La aparición de los SaaS en la nube ha dado lugar a los Cloud ERP, modelos de suscripción por uso del servicio que ahorran instalaciones e importación de la información. El proveedor del Cloud ERP es quien se encarga del mantenimiento y de los aspectos técnicos de la herramienta.

Esta aproximación no es una moda entre las empresas, sino una realidad creciente. Alrededor del 71 % de los directivos de empresa utilizan aplicaciones en la nube para la toma de decisiones empresariales por su eficiencia y rentabilidad. Cerca del 90 % de los usuarios de Cloud ERP han logrado el retorno de la inversión al implementar esta aproximación y, de ellos, el 54 % invirtió en ellas hace menos de dos años. 

New Call-to-action

Beneficios de trabajar con Cloud ERP 

Trabajar con un sistema de Cloud ERP tiene muchas ventajas con respecto al ERP instalado localmente: 

Coste

Las licencias de las aplicaciones ERP tienen un coste elevado, pero el ERP en la nube se paga por uso o en un modelo de suscripción. Por ello, además de reducir mucho la inversión inicial, elimina el gasto en mantenimiento y en personal para las reparaciones. 

Flexibilidad

Los Cloud ERP permiten más flexibilidad que los modelos tradicionales, ya que se puede acceder a ellos y configurarlos desde cualquier lugar y en cualquier momento, adaptándolos a las necesidades de la empresa.

Tiempo de implantación

Como el proveedor se encarga de ofrecer el servicio listo para funcionar, la implementación del Cloud ERP es mucho más rápida que la del ERP tradicional. 

Mayor colaboración

Al estar hospedados en la nube, este ERP permite que cualquier sede, equipo, departamento o filial tenga acceso a los datos en tiempo real, por lo que la colaboración en los proyectos de la empresa es más sencilla. Además, esto hace posible disponer de toda la información del proceso empresarial al mismo tiempo y mejora la toma de decisiones.

Más seguridad

El Cloud Computing no implica que tu información esté expuesta. Por el contrario, los ERP en la nube son extraordinariamente seguros, pues cualquier cliente recibe la misma protección que las multinacionales hospedadas en el proveedor de servicios. Por otro lado, la información de la empresa es almacenada en sistemas de seguridad cifrados, por lo que los datos nunca se pierden.

Información centralizada

Al trabajar con las bases de datos de todos los departamentos almacenadas en la nube y en tiempo real, todo lo referente a las decisiones empresariales se agiliza y facilita. El Cloud ERP evita también las duplicidades en la información.

Sistemas integrados

Como todos los sistemas están integrados, procesos como la actualización o el resguardo de los datos son completamente transparentes para el usuario. 

Acceso 24×7

El Cloud ERP no tiene horarios de oficina, está disponible para sus usuarios de forma continua y siempre muestra la información actualizada.

¿Por qué elegir el ERP en la nube frente al ERP local?

El tamaño y tipo de empresa son factores a considerar para elegir la mejor solución ERP. Para las empresas pequeñas y más o menos nuevas, que no dispongan de una infraestructura informática fuerte y en las que los procesos de negocio sean bastante genéricos, la solución más razonable es optar por un ERP en la nube.

En la medida que la compañía crezca y sus procesos se tornen más complejos de gestionar, el Cloud ERP puede acompañarla en su crecimiento fácilmente, ayudando a optimizar y personalizar el sistema para adaptarlo a las condiciones específicas de trabajo.

New Call-to-action

Tipos de software Cloud ERP

Según sus requisitos de seguridad, hay:

  • Cloud ERP de nube pública
  • Cloud ERP de nube híbrida
  • Cloud ERP de nube privada.

El coste va ascendiendo dependiendo del nivel de seguridad que se requiera, además de la personalización y la seguridad de los datos que se manejen.

¿El Cloud ERP necesita ser actualizado?

Esta es una de las principales ventajas de este tipo de ERP. Mientras los sistemas de gestión de recursos empresariales tradicionales necesitan de licencias y actualizaciones de software y hardware, en el Cloud ERP el proveedor del servicio se encarga de realizar todas las adecuaciones pertinentes en sus servidores. 

Por ello, el usuario siempre disfruta de la última versión del ERP en la nube sin tener que hacer ningún esfuerzo.

ERP en la nube: ¿cómo ayuda a mejorar el negocio?

La centralización de la gestión en las diferentes áreas de un negocio conlleva una ventaja competitiva, pues permite la optimización de los recursos, la toma rápida de decisiones y, por tanto, el crecimiento de la empresa

El Cloud Computing logra este avance tecnológico al menor costo y tiempo de implementación, pero las ventajas de su uso no concluyen ahí. Todas las empresas que implementan el Cloud ERP reciben también las siguientes ventajas:

  • Un impulso al crecimiento. En un mundo globalizado en el que el crecimiento de las empresas se mide constantemente, ninguna compañía puede permitirse el lujo de tener un ERP desactualizado. Gracias al ERP en la nube, el proveedor se encarga de que la empresa trabaje con lo último en tecnología. Esto implica que la compañía siempre dispone de la ventaja de la internacionalización. 
  • El don de la movilidad. Las empresas con Cloud ERP están mejor preparadas para el teletrabajo, porque este permite utilizar la información centralizada desde cualquier lugar y en cualquier momento. Esto agiliza la toma de decisiones e imprime dinamismo a los procesos, elevando la productividad.
  • El camino a la apertura. El ERP en la nube sustituye las estructuras verticales por un enfoque fluido y descentralizado. Así, el Cloud ERP permite una visión única, sin la fragmentación que puede ocasionar un error en la toma de decisiones y los conflictos internos.

En conclusión, trabajar con un Cloud ERP trae consigo una infinidad de ventajas para la estructura de negocio, la optimización de los recursos y el crecimiento empresarial de forma ágil, permitiendo adaptar la nube a las necesidades de tu negocio.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.