calcular roi
21 Dic. 2020

Calcular el ROI o cuánto se gana en una inversión

 

ROI son las siglas en inglés de ‘retorno sobre la inversión’. El ROI es una métrica que se utiliza para saber cuánto ha ganado una compañía a través de las inversiones que ha realizado. Para calcular el ROI es necesario conocer los ingresos o ganancias conseguidos gracias a la inversión, así como los gastos que ha ocasionado la misma. 

¿Qué es el ROI?

Podemos decir que el ROI es un ratio que permite saber cuánto dinero ha ganado o perdido una compañía con las inversiones que ha realizado durante un periodo determinado de tiempo. Estas inversiones pueden ser en anuncios, en nuevas herramientas, etc.

Al calcular el ROI, podemos saber cuáles son las inversiones con las que hemos tenido éxito y cómo optimizar las que estamos realizando para que tengan un mejor rendimiento.

Este ratio es importante, ya que nos permite evaluar cómo un conjunto de iniciativas contribuyen a mejorar los resultados de la compañía. De esta manera, con base al ratio ROI, es posible realizar una planificación de los objetivos basados en resultados y saber si debemos invertir o no.

El ROI es un indicador eficaz cuando se trata de realizar el cálculo del retorno de una determinada acción y puede ser aplicado a todas las inversiones que realiza la empresa. Por ejemplo, en campañas de marketing o eventos.

Cuando estamos evaluando una compañía, las inversiones son una parte importante a analizar para ver si la empresa está realizando una buena política de aplicación de sus recursos. Calcular el ROI también nos permite planificar los objetivos con base a los resultados, observando los rendimientos obtenidos en el pasado.

El ratio ROI nos sirve para identificar, además, el tiempo que tarda una inversión en empezar a dar beneficios. Por tanto, la empresa debe entender cómo funciona el ROI y cómo puede usarse para la toma de decisiones futuras. 

New Call-to-action

¿Cómo calcular el ROI?

Una vez analizado qué es el ROI, es el momento de entrar en cómo encontrar este ratio. Para ello, hay que seguir la fórmula del ROI

Este no es un cálculo demasiado difícil, ya que el ROI se obtiene restando la inversión realizada a los ingresos que se han obtenido con esa misma inversión,  y dividiendo el resultado de esa operación de nuevo entre la inversión.

Por tanto, la fórmula para calcular el ROI es la siguiente:

ROI = INGRESOS GENERADOS – INVERSIÓN REALIZADA 

 INVERSIÓN REALIZADA

Lo que se obtiene tras este cálculo es un porcentaje que nos servirá para comprender de forma rápida si hemos tenido beneficios o pérdidas, e incluso en qué cantidad.

También podemos decir que el ROI es la proporción entre la ganancia neta y el costo de la inversión. Una de las maneras más sencillas de expresarlo es esta:

ROI = (AUMENTO DE LAS UTILIDADES – INVERSIÓN REALIZADA) 

INVERSIÓN REALIZADA

Factores que intervienen en el cálculo del ROI

Como hemos visto en la fórmula del ROI, podemos hacer este cálculo con los gastos y los ingresos generados por una inversión. En la siguiente tabla se muestran los factores que intervienen a la hora de calcular el ROI:

tabla de Factores que intervienen en el calculo del ROI

Beneficios de calcular el ROI

Medir el retorno de una inversión tiene los siguientes beneficios:

  • Justificar la inversión. Si estamos invirtiendo dinero, lo más natural es que queramos ver con cifras claras si nuestra acción está rindiendo frutos.
  • Justificar la inversión. Si estamos invirtiendo dinero, lo más natural es que queramos ver con cifras claras si nuestra acción está rindiendo frutos.
  • Mantener los pies en el suelo. Tener el ROI esperado en cuenta promueve que los departamentos de la compañía se concentren en crear soluciones efectivas.

Lo más usual es que sea el encargado del proyecto quien calcule el ROI obtenido, junto con el analista financiero o contable. En compañías muy grandes, puede que sea necesario recurrir a agencias externas que cuenten con instrumentos de análisis de datos a gran escala.

calcular roi empresas

Ejemplo de cálculo del ROI

Nos podemos poner en la situación que queremos hacer una inversión en publicidad de la empresa de 2.000 euros a través de pago por clic y estamos generando 4.000 euros de ingresos directos, por tanto, debemos hacer la división de 4.000 / 2.000 euros, cuyo resultado de nuestro ROI es 2.

Es decir, El ROI es de 2 a 1, por tanto, por cada euro que invertimos en anuncios, vamos a obtener 2 euros de rentabilidad.

Claramente, lo más efectivo es medir el ROI de todos los esfuerzos conjuntos que se realizan en la empresa para estar seguros de que se hace la mejor inversión generando los mejores resultados para la empresa.

El ROI siempre se ha vinculado a las inversiones financieras de la empresas, pero también podemos considerar que se puede utilizar para cualquier tipo de inversión que estemos realizando.

Realizar el cálculo del ROI puede ser complicado cuando existen muchos condicionantes que afectan tanto a la parte de los ingresos o ganancias como a la parte correspondientes de los gastos de la inversión.

El cálculo debería realizarse, al menos, en dos momentos distintos:

  • En una primera fase, a priori, para determinar qué ERP puede interesar implantar. Nos servirá también como herramienta de toma de decisiones, si bien algunos de los elementos a valorar en esta fase tendrán una dificultad de estimación adicional.
  • En una segunda fase, a posteriori, y una vez realizada la implantación, para cuantificar de nuevo su valor, analizando así la desviación entre el cálculo inicial y el final.