control financiero
5 Jul. 2021

¿Qué es el control financiero en las empresas?

 

La información financiera es la base de cualquier empresa, sea cual sea el tipo de negocio y su sector de actividad. Es el pilar sobre el que se sustenta cualquier estrategia empresarial y de inversión, y la forma que tiene cualquier organización de conocer su estado, su viabilidad e incluso su futuro. Por esta razón, es fundamental realizar un correcto control financiero que ayude en la toma de decisiones empresariales. 

Sin embargo, las compañías no suelen ser conscientes de su importancia, de manera que no en todas las organizaciones se implementa de la forma adecuada. A continuación te explicamos más detalles sobre el control financiero para que puedas sacarle todo el partido. 

New Call-to-action

Qué es el control financiero

El control financiero puede entenderse como el estudio y análisis de los resultados financieros reales de una empresa. Es una actividad fundamental, pues de ella dependerá que las cuentas estén correctamente saneadas. Uno de sus principales objetivos es detectar los problemas financieros que influyan en la toma de decisiones.

Como ves, el control financiero utiliza como base la información financiera de la compañía, que parte de la información contable. Hay muchos responsables financieros, tesoreros o inversores que pueden tomar decisiones sobre una empresa revisando únicamente su balance y su cuenta de pérdidas y ganancias.

Pero el control financiero va muchos pasos más allá. Una cosa es revisar los datos del balance y otra muy diferente es interpretar la situación de la compañía. Por eso la tarea del control financiero es tan importante, porque explica cómo se traduce la información financiera en toma de decisiones empresariales.

control financiero

Cuáles son las principales funciones del control financiero

El objetivo fundamental del control financiero es comprobar que la situación económica y financiera de una compañía es la correcta, es decir, que va en línea con las previsiones presupuestarias y que la organización no corre el riesgo de quebrar ni de entrar en suspensión de pagos. Así, gracias a este, la empresa gana en seguridad y confianza, y se afianzan las decisiones que se están tomando.

El control financiero también sirve para identificar errores o áreas de mejora en la compañía que, hasta cierto punto, podrían comprometer su propia viabilidad y supervivencia. 

En general, una vez se conoce toda la información del control financiero de una empresa, la dirección puede llevar a cabo diferentes acciones:

  • Poner en marcha medidas de prevención financiera gracias a una detección precoz de los problemas que puedan afectar al balance de la sociedad.
  • Comunicar la situación financiera de la empresa a todos los grupos de interés de la organización, desde clientes a proveedores, pasando por las administraciones públicas y los propios empleados. De hecho, el conocimiento exacto de la situación de una organización, con sus problemas y errores, fomenta una mejor comunicación y una mejor interacción entre los empleados.
  • Actuar en las áreas que lo precisan, sobre todo en aquellas en las que se están generando más costes. En ellas se puede reconducir una situación negativa, si la hay, gracias a información detallada proporcionada por el control financiero.
New Call-to-action

Cómo llevar a cabo un correcto control financiero

A pesar de que el control financiero puede llevarse a cabo de diferentes formas, lo cierto es que, en los últimos años, y como consecuencia del auge de los sistemas de gestión empresarial, es un proceso que se ha automatizado en buena medida.

En este sentido, existen herramientas que proporcionan toda la información que la empresa necesita para la toma de decisiones de control financiero:

  • Un ERP en el que conste toda la información económica de la compañía, tanto la que se refiere a la propia contabilidad financiera como a la referente a la contabilidad interna o de costes. 
  • Una herramienta de Business Intelligence que almacene todos los datos presentes e históricos, y que sirva para determinar la evolución de la organización y su situación actual. Gracias a este tipo de aplicaciones, la empresa puede tener un control más completo y focalizado de la información económico-financiera.
  • Una herramienta o aplicación de Data Analytics que, con todos los datos disponibles, contribuya a la toma de decisiones empresariales por parte de la dirección de la compañía.

Eso sí, el control financiero tiene que adaptarse a las necesidades de cada negocio, a sus particularidades financieras y a sus características. No es lo mismo una empresa industrial, cuyo periodo de maduración de las inversiones es a más largo plazo, que un supermercado, con un flujo de caja más constante. 

Por eso, no se puede realizar un control financiero igual para los distintos tipos de negocios. Cada organización debe crear sus propios mecanismos de control, con el fin de que esta herramienta sea realmente útil para los decisores. Ahora que sabes más sobre este tema tan relevante, seguro que te resulta más sencillo encontrar los idóneos para tu compañía.

New Call-to-action