recepcion de mercancias
20 Jul. 2021

¿Cómo gestionar adecuadamente la recepción de mercancías de un almacén?

 

Una de las operaciones más importantes en un almacén es gestionar la recepción de mercancías ya que, si no se lleva a cabo correctamente, todos los procesos que la sucedan serán defectuosos. Por ello, a continuación te facilitamos las claves para realizarla del mejor modo.  

New Call-to-action

¿Cómo realizar una buena previsión de la recepción de mercancías?

Antes de llegar a la recepción de mercancías en un almacén, es necesario llevar a cabo ciertos procesos que ayuden a obtener una correcta previsión y, por tanto, gestión de la misma.

El objetivo de esto es que, cuando los productos lleguen a tu almacén, sepas exactamente qué hacer con ellos, cómo hacerlo, cuánto tiempo estarán en tus instalaciones, dónde y a qué precios se van a vender.

recepcion de mercancias

Para conseguir una previsión de la recepción de mercancías idónea y que todo salga a pedir de boca, los primeros pasos a seguir son los siguientes:

  • Planificación del stock. Una empresa que quiera obtener buenos resultados jamás debe permitir que sus clientes esperen largos periodos de tiempo para obtener los productos que han adquirido. Por tanto, es de vital importancia hacer una correcta previsión para contar siempre con el aprovisionamiento necesario pero, a la vez, no superar las cantidades adecuadas para así evitar que algunos de los productos se queden sin salida u obsoletos.
  • Tecnología. Contar con un buen sistema de gestión, como el ERP de Ekon, te ayudará a tener controladas todas las entradas y salidas del almacén. Así como a conocer qué productos necesitan abastecimiento, dónde se pueden colocar cuando lleguen, qué precios designarles y qué margen quedará libre para la compañía. De este modo se consigue realizar un trabajo mucho más útil, limpio, práctico y seguro, además de evitar, en la medida de lo posible, los errores humanos que puedan suceder.
  • Protocolos. Antes de llevar a cabo la recepción de mercancías, el almacén debe estar correctamente preparado para recibirlas, así que es muy importante definir y compartir con los empleados cuáles serán los protocolos a seguir cuando lleguen los productos. En este sentido, es importante delimitar grupos y subgrupos, idear sistemas de codificación, etc.

Con todo ello bien definido, pueden realizarse los pedidos que sean necesarios a los proveedores que se hayan escogido. Esto teniendo en cuenta, por supuesto, los plazos de entrega fijados por los mismos.

¿Qué tareas llevar a cabo tras la recepción de mercancías?

Una vez las mercancías llegan al almacén, es el momento de activar todos los protocolos y cadenas de recepción que se habían definido anteriormente.

Algunos de los pasos a seguir en el momento de la recepción de mercancías son estos:

New Call-to-action

Primer chequeo visual

Cuando las mercancías lleguen, hay que descargar todos los bultos y comprobar que en número sean los correctos, además de verificar que el documento de entrega sea el adecuado y que el destinatario sea tu compañía.

Seguidamente, hay que proceder a verificar el buen estado del embalaje y que las mercancías no hayan sufrido ningún tipo de manipulación externa. Algunas de las cosas que pueden detectarse si ha habido un problema son precintos rotos, cajas abiertas, humedades, daños…

Tras una comprobación efectiva, será el momento de llevar a cabo el desembalaje y, para ello, se deberán trasladar los bultos a la zona que se tenga destinada a tal efecto.

Validación del producto

Una vez realizado el desembalaje tras la recepción de las mercancías, la comprobación pasa por corroborar que los productos son realmente los que se adquirieron, en número y tipo, y que están en perfectas condiciones para poder ser ofrecidos o servidos a los clientes.

Digitalización y codificación

Por último, llega el momento de introducir la información sobre las mercancías en la base de datos para poder llevar un control exhaustivo de todo lo que hay en el almacén.

Es en este punto cuando contar con un software como el de Ekon para la cadena de suministro se hace imprescindible. Y es que permite optimizar todo el proceso, asignar el código correcto a cada pieza, monitorizar todo lo referente a ella e incluso asignarle el lugar específico en el que va a estar guardada.

Además, se debe rellenar la información sobre el proveedor que lo ha enviado, el plazo de entrega que ha ofrecido, si la mercancía ya dispone de comprador, a qué precio se venderá, con qué beneficio para la empresa, etc.Si no lo has hecho ya, es el momento de ponerte en marcha con la optimización de tu negocio y conseguir que la recepción de las mercancías sea un proceso ágil y bien definido. En Ekon, como especialistas en software de gestión empresarial, te ofrecemos las mejores soluciones para tu empresa. Para que puedas trabajar con mucha más rapidez, agilidad y eficiencia, con un sistema que se adapta a las necesidades de tu compañía en cada momento.

New Call-to-action