ISV
21 Jul. 2021

El gran papel que juegan los ISV en el mercado de soluciones

 

Dentro del sector de soluciones informáticas para la gestión empresarial, existen varios modelos de comercialización. Repasemos rápidamente los más habituales, para centrarnos finalmente en la labor que aportan los ISV.

Los principales tipos de soluciones informáticas

  • En primer lugar, encontraremos las soluciones estándar, “prêt-à-porter” si mi actividad y necesidades se ajustan, no hay nada más que decir. Una muestra podría ser el software de ofimática o las apps para dispositivos móviles. También sería el caso de soluciones muy cerradas para temas concretos, como podría ser una contabilidad muy estándar, una facturación muy sencilla o unos almacenes que nos cubren poco más que las entradas y salidas de mercancía.
  • Un segundo tipo son las soluciones estándar parametrizables, que son similares a las anteriores con el añadido de capacidad para poder modificar las mismas ajustándose a las necesidades finales del cliente. Eso sí, siempre dentro de un marco de funcionalidad empresarial muy común y con diferentes grados de personalización. Estas parametrizaciones pueden cubrir desde simplemente ajustes en los impresos de salida, algún cálculo sencillo, etc. hasta personalizaciones realmente más potentes y que permiten a estas soluciones suministrar una funcionalidad que nada tiene que envidiar a una solución construida a medida. 
  • Por último, cerraríamos este breve resumen con soluciones completamente a medida. Estas son desarrolladas especialmente para un cliente y prácticamente imposibles de ser replicadas en una segunda instalación, debido a la cantidad de temas propios que incluyen para la empresa que se han diseñado. 

Los ISV y su relevancia en el mercado

¿Qué papel juegan en todo esto los ISV? No es difícil suponer que las empresas desarrolladoras de software invierten en los sectores donde más soluciones pueden distribuir, donde más clientes y más empresas tienen un denominador común, funcionalmente hablando. Esto les permite asegurarse un número importante de ventas y a la vez una economía de escala en el reparto de costes para seguir creciendo.

Pese a ello, siempre existe un nicho de mercado donde su actividad es especial. Puede que sea una actividad minoritaria o que realmente se trate de una actividad popular, pero habrá un espacio donde realmente sea necesario el conocimiento de esta parte del sector. Será aquí donde se precisarán aportaciones más que evidentes a un software estándar o parametrizable, donde el volumen de las modificaciones a realizar es muy elevado y su mantenimiento posterior muy laborioso. Además, los clientes de estos sectores prefieren una solución estándar con todos los beneficios que ello supone.

Importancia ISV

Mantener una solución que tenga una reputación en el mercado y disfrute de la confianza de estar desarrollada por un proveedor con solvencia es muy complejo, debido a la dificultad del conocimiento del sector y la dificultad económica que supone. Es aquí donde entran en juego los ISV: donde desarrollan soluciones específicas para sectores muy concretos y donde incluyen su conocimiento. Los ISV aportan su reputación al sector y comparten la solvencia del proveedor de la plataforma en que está desarrollada su solución.

Así, podríamos definir a los ISV como factorías de software especializado en un sector concreto. Una de las principales ventajas que les supone es centrarse en el desarrollo de soluciones que crecen tanto funcionalmente como tecnológicamente, aportando su parte diferenciadora

El desarrollo de una solución completa para un sector concreto, que no esté cubierto por ningún tipo de software estándar o solución vertical, deja a los clientes una necesidad no satisfecha. El reto es mayúsculo para las empresas que pretenden desarrollar por sus propios medios una solución “traje de arlequín”, de varias soluciones enlazadas además de incluir software a medida. La dificultad es aún mayor si se considera el mantenimiento de este ecosistema tan frágil, todo ello sin ser especialistas en el desarrollo de soluciones informáticas de negocio. Las posibilidades frente a esta situación para el ISV son realmente notables y es donde toma relevancia la existencia de un buen ISV: una empresa que presenta una solución completa, integrada y que abarca todas las áreas de negocio de la empresa. 

La base del planteamiento de los ISV

Los ISV utilizan la misma plataforma de desarrollo que utiliza el fabricante de software y por eso se benefician de los módulos estándares existentes. ¿Para qué re-escribir un módulo de finanzas, o de nómina, o un CRM? Esto permite a los ISV centrarse en el desarrollo de sus módulos diferenciadores

Podríamos pensar que no es nada nuevo, o que prácticamente cualquier distribuidor basa su actividad en el mismo principio, pero nada más lejos de la realidad. Los distribuidores cumplen otra función también muy importante. En este caso, los ISV son ensambladores de sus propias soluciones con las de un fabricante. Al final de la cadena tenemos un producto nuevo con la calidad, la solvencia y presencia en el mercado de un gran fabricante, a la que se añade la funcionalidad aportada por un ISV. De no ser así, y como decíamos al principio, lo que tendríamos sería un programa realmente desarrollado a la medida de un solo cliente, con todos los riesgos que conlleva su difusión, mantenimiento e innovación.

En Ekon, desde el proyecto ISV, damos soporte a nuestros ISV en el mercado estando orgullosos de sus éxitos. Sin su participación no habría sido posible tener la presencia actual, ni los clientes tendrían acceso a soluciones estables y de futuro. Así, podemos encontrar soluciones específicas para sectores especiales, minoritarios, o en los que todavía no existen soluciones habituales y no hay capacidad de inversión de ningún fabricante para mantenerlas. 

Ventajas e inconvenientes de los ISV

Gracias a los ISV es posible llegar más allá de un estándar configurable, o una personalización compleja. El éxito del ISV, aparte de su conocimiento sectorial y la presentación de una solución integrada, reside en haber escogido correctamente la plataforma en que está desarrollada, así como los módulos que incluye en su solución final.

Los beneficios que aportan los ISV son considerables. Los clientes pueden beneficiarse de un aplicativo desarrollado por una empresa especialista en su sector con cercanía a su negocio. Los ISV empujan la solución día a día, las mantienen e incrementan sus capacidades.

El grado de complejidad de la solución que aporte un ISV dependerá del trabajo de desarrollo en cuestión. También dependerá de la plataforma a partir de la cual se trabaje, siendo beneficioso que la propia plataforma esté pensada para el desarrollo de soluciones de gestión empresarial, en lugar de un lenguaje de uso generalista.

Lamentablemente, hay algunas desventajas como consecuencia de no basarse en lenguajes genéricos de programación (que sirven tanto para desarrollar desde una solución de retoque fotográfico, un programa de gestión empresarial, la programación de una alarma o de un panel luminoso, etc.). Podríamos destacar que la productividad es mucho más baja, la cantidad de código mucho mayor y que el mantenimiento es más laborioso, entre las mayores desventajas.

Desde Ekon apostamos por apoyar a nuestros ISV. Ellos representan un papel muy importante dentro de nuestro tejido empresarial, dando soluciones concretas a sectores muy particulares.

En el proyecto ISV de Ekon, los ISV se benefician de desarrollar su solución con la misma plataforma e incluir los módulos que comercializa Ekon. Todo ello sin necesidad de inversión adicional (desarrollo, formación, mantenimiento, versiones) y centrándose en su solución. El cliente final recibe un solo paquete completo, una sola solución integrada.