metodo pmp
16 Jun. 2021

El método PMP para calcular el valor del stock en el almacén

 

El método PMP (de Precio Medio Ponderado) sirve para valorar las existencias del almacén de las empresas. Es una metodología que está basada en la legislación del Plan General Contable.

Según el Plan General Contable, debe adoptarse este método para realizar los cálculos contables con bienes en los cuales no se pueda realizar una medición según el precio de adquisición o el coste de producción de manera individualizada.

En este artículo vamos a analizar en qué consiste la metodología PMP y cómo se realizan los cálculos para obtener el valor de salida de las mercancías dentro de una empresa.

New Call-to-action

¿Qué es el método PMP o metodología del Precio Medio Ponderado?

El método PMP o método del Precio Medio Ponderado es una metodología de valoración dentro de la contabilidad que se usa para obtener el valor medio de los stocks que había en un inicio dentro del almacén y ver qué cantidad ha entrado y salido según el movimiento comercial de la compañía.

Esta metodología relaciona los costes totales de compra o que se han destinado a la producción de bienes o mercancías y la cantidad de estos. Es un cálculo del que se obtiene una valoración de las existencias y que se utiliza en aquellas empresas que no tienen un criterio especificado a la hora de valorar las mercancías que salen de su almacén.

Con el método PMP no hace falta tener en cuenta el orden de entrada y salida de las mercancías como pasa con la metodología LIFO, FIFO y FEFO.

Para realizar el cálculo del PMP hay que seguir esta fórmula:

PMP = (Suma del precio de cada bien x Cantidad de bienes comprados) / Cantidad total de bienes

metodo pmp

¿Cuáles son las ventajas del método PMP ante el LIFO, FIFO y FEFO? 

El uso de la metodología PMP supone un control continuo de las existencias, ya que permite tener la información sobre las mercancías que hay en el almacén y las entradas y salidas que se producen.

Esta metodología de valoración suele ser bastante fiable en periodos de estabilidad de precios, pues consigue reducir los efectos producidos por posibles cambios en los mismos.

Las principales ventajas del método PMP son las siguientes:

  • Es muy simple ponerlo en práctica dentro del sistema de valoración de existencias de la empresa.
  • No es necesario un seguimiento de las mercancías que se están vendiendo ni del momento en que pasen las ventas, tal como sucede con los métodos FIFO, LIFO y FEFO.
  • La metodología PMP utiliza el mismo precio para establecer el coste del inventario en todas las unidades que se tienen en el almacén de la compañía.

Por tanto, podemos decir que esta metodología es la más neutral, ya que estabiliza los costes de las existencias cuando los precios están fluctuando dentro del mercado. Es decir, en entornos inflacionistas.

Cuando se dan este tipo de entornos existen menores beneficios dentro de la empresa, ya que el coste de las mercancías vendidas es más grande que el que hay que pagar con la metodología de valoración FIFO, dado que es una ponderación media.

Por otra parte, las mercancías finales que se han valorado a unos precios menores a los de mercado, en situaciones de entornos inflacionistas, a través de la metodología PMP se pueden compensar con la ponderación media.

New Call-to-action

Ejemplo de aplicación del método PMP 

Para ver un ejemplo de aplicación del método PMP, pongamos que tenemos una ferretería que tiene en almacén 1.000 tornillos, con un precio de 0,5 euros por cada unidad. Si decidimos comprar 500 tornillos a 0,6 euros la unidad, nuestro almacén dispondrá de unas existencias de 1.500 tornillos, pero el valor no será el mismo, sino que será el precio medio ponderado.

Es decir, vamos a calcular el número de tornillos por su precio de compra: de un lado, 1.000 tornillos x 0,5 euros por tornillo y, del otro, 500 tornillos x 0,6 euros por tornillo. Todo esto lo vamos a sumar y obtendremos un total de 800 euros. Es decir:

(1.000 x 0,5) + (500 x 0,6) = 500 + 300 = 800 

Ahora que tenemos el valor o precio total de los tornillos, debemos realizar la suma de todas las unidades que se han comprado, qué sería de 1.000 tornillos más 500. En cifras:

1.000 + 500 = 1.500 tornillos

Entonces, debemos dividir el coste total de los tornillos entre el número total de los mismos, y así obtendremos el precio medio ponderado. Es decir:

800 euros / 1.500 tornillos = 0,53 euros por tornillo

Ahora sabemos que cada tornillo de nuestra ferretería va a tener un precio medio ponderado de 0,53 euros.

El cálculo del precio medio ponderado va a ser la referencia a la hora de valorar las salidas de tornillos que se van a producir hasta el momento en el cual se realice una nueva compra de este producto. Es entonces cuando será necesario volver a realizar el cálculo para obtener un nuevo precio ponderado.

Ahora que ya sabes en qué consiste el método PMP y para qué sirve, debes saber también que existen herramientas como los ERPs para cadena de suministro  que realizan todos estos cálculos de forma automática, además de un análisis en tiempo real y de forma dinámica, con lo que ayudan a la empresa a realizar un control más exhaustivo de las mercancías que se encuentran en sus almacenes.

Este tipo de análisis conducirá a tu compañía a una valoración más adecuada de su stock, cosa que a su vez puede ayudar a tener una valoración más realista del mismo dentro de la contabilidad de la empresa.

New Call-to-action