ia
22 Jul. 2021

IA y su aplicación en el sector de la construcción

 

La Inteligencia Artificial (IA) es la tecnología que permite entrenar a las máquinas para imitar funciones cognitivas humanas. Es capaz de detectar patrones, aprender a partir de la experiencia y comprender datos e imágenes. 

En el sector de la construcción, su uso es una ventaja competitiva para generar proyectos más seguros, reducir y optimizar recursos, y aumentar la eficiencia. Aún es pronto para predecir los efectos de la IA en la industria a largo plazo, sin embargo, las oportunidades que se presentan son innegables. 

La industria de la construcción, al igual que muchos sectores, está en período de digitalización, lo que promueve el cuestionamiento de los procesos tradicionales, rompiendo con los sistemas establecidos. La inteligencia artificial tiene el poder de impactar a toda la cadena de valor, desde la producción de materiales de construcción, el diseño, la planificación y el desarrollo hasta la gestión de proyectos. 

Este proceso puede resultar abrumador, sobre todo para empresas que no son conocedoras de las posibilidades de esta y otras innovaciones. La buena noticia es que la IA no tiene por qué ser compleja. La clave está en repensar los sistemas y definir en qué parte de la cadena la inteligencia artificial puede resolver o empoderar nuestro flujo de trabajo hacia la eficiencia. 

New Call-to-action

Aplicaciones de la IA y oportunidades que puede proveer al sector de la construcción

A diferencia del cerebro humano o de cualquier libro de registro, la inteligencia artificial puede almacenar y procesar cantidades ilimitadas de datos y aprender de ellos. Esto es posible gracias a su componente llamado aprendizaje automático, que utiliza los datos que recopila y los testea con un método de prueba y error para sugerir mejoras en futuros proyectos de construcción. 

Estas características pueden suponer un ahorro de recursos en diferentes fases dentro de un proyecto de construcción y, a la vez, multiplicar las posibilidades creativas y sustentables de forma automática. 

ia

Cinco ámbitos de aplicación de la inteligencia artificial en la construcción.

1. Gestión de proyectos: IA para asignación de tareas y diseño de flujos de trabajo 

Una parte importante en los cronogramas de proyecto está dedicada a tareas mundanas que, por lo general, requieren mucho tiempo. La organización, asignación y seguimiento de estas tareas a menudo es realizada por un project manager o, en lenguaje coloquial, el encargado de la obra, es decir, la persona más importante para conseguir cubrir los objetivos de tiempo, coste y calidad. Ahora, existe la alternativa de gestionar todo esto  mediante la integración de la inteligencia artificial. 

Con la posibilidad de acceder a los datos de los empleados, los sistemas de inteligencia artificial pueden asignarles tareas de forma automática en función de sus habilidades y disponibilidad. Esto disminuye la probabilidad de errores y sobrecargas laborales. Otra ventaja es que los gestores de proyectos pueden concentrarse en tareas estratégicamente más valiosas, con lo que se logra un mejor uso de los recursos humanos y de todos los recursos necesarios en la obra desde el comienzo del proyecto.

2. Construcción inteligente (smart construction)

La IA brinda la oportunidad de recopilar datos de manera más precisa y con el  BIM, modelado de información para construcción o building information modeling, forman un dúo de gran potencial. Además de realizar propuestas de diseño inteligentes, los contratistas pueden tomar mejores decisiones en lo que respecta a la planificación. 

Los procedimientos también mejoran con la inteligencia artificial, que analiza los puntos donde pueden ocurrir fallas costosas. Al conectarla con el software de gestión de proyectos de construcción, también puede avanzar en los procedimientos de seguimiento. Varias empresas ya utilizan IA de esta forma y sus operaciones se han vuelto más productivas.

New Call-to-action

3. Diseño generativo en el sector de la construcción

Una de las mayores fortalezas de la IA para el sector de la construcción va de la mano del diseño generativo. Este tiene la capacidad para explorar variaciones diferentes de un modelo y encontrar la mejor opción. El diseño generativo ya se ha utilizado en procesos de producción, pero existen alternativas para aplicarlo en la construcción. 

El diseño generativo es un proceso de diseño iterativo que involucra un programa que produce un cierto número de opciones que cumplen con parámetros establecidos. El diseñador afina las especificaciones seleccionando una alternativa o ajustando los valores de entrada, los rangos y la distribución. 

La inteligencia artificial, a partir de un modelo de construcción, explora decenas de miles de posibilidades y cambios para hacer un diseño más seguro, estable o, simplemente, más barato y rápido de construir. Un trabajo que, para un equipo humano, llevaría meses, podría hacerlo en pocas horas un modelo BIM de la mano de la IA. 

Esta tecnología puede causar un impacto en la iteración de proyectos de construcción y dar pie a una construcción generativa en la que sea posible una experimentación con propuestas y alternativas que resultan inimaginables actualmente por el tamaño y complejidad de los proyectos del sector. 

4. IA para topografía y cartografía de tierras

La IA geoespacial y los drones ahora se están utilizando para recuperar datos en sistemas de información geoespacial (GIS, por sus siglas en inglés). Se trata de una tecnología fundamental para la construcción in situ. La recuperación de datos se facilita mediante la adopción de sistemas basados ​​en IA. Y estos sistemas reducen el tiempo necesario para producir imágenes aéreas y mapas topográficos precisos.

5. Vehículos autónomos para una mayor productividad

El reciente desarrollo de vehículos autónomos ha llevado a una mayor popularidad del uso de maquinaria de construcción autónoma para ejecutar tareas simples. Estas tareas incluyen el vertido de hormigón, la colocación de ladrillos, la demolición y la soldadura. Esto da como resultado una ejecución más eficiente y precisa de las labores sobre el terreno.

La inteligencia artificial en la construcción puede ser una inversión costosa, pero sus características avanzadas pueden resultar en una reducción notable de los costes, un aumento de la seguridad y una mejora de la eficiencia de los procesos operativos, por lo que es una inversión que valdrá la pena de por vida.

La introducción de la IA ayudará en la conversión de la construcción en un proceso industrial, estandarizado y predecible, como cualquier otra industria. Es decir, en el futuro, la construcción se parecerá más a un proceso industrial de producción de coches que al proceso semiartesanal que es actualmente.

La IA asumirá un papel de liderazgo en la industria hacia la construcción inteligente. Y, para ello, deberá abordar los problemas fundamentales del sector. Su aplicación puede optimizar los modelos comerciales, aminorar los errores costosos, reducir las lesiones en el lugar de trabajo y hacer que las operaciones de construcción sean más eficientes. Cuanto antes integren la IA en sus procesos las empresas de construcción, mejor. 

New Call-to-action
Ignasi Sayol
Últimas entradas de Ignasi Sayol (ver todo)