gestion mantenimiento
7 Oct. 2021

La buena gestión del mantenimiento industrial

 

Los recursos (herramientas, material, equipos, maquinaria, etc.) que tiene una empresa son una parte esencial de la misma y es imprescindible disponer de ellos cuando es necesario utilizarlos. La gestión del mantenimiento, especialmente en el sector industrial, se encarga de cumplir con ese control fundamental para el éxito del negocio. 

New Call-to-action

Conocer la importancia de gestionar adecuadamente esos recursos te permitirá alcanzar varios objetivos: extender la vida útil de esos elementos y usarlos de forma eficiente; evitar las paradas de producción y la consecuente pérdida tanto económica como de tiempo; garantizar la seguridad de las personas que trabajan con esos equipos; y mejorar la fiabilidad, disponibilidad e incluso rentabilidad de los productos. 

Todo eso es posible gracias al mantenimiento industrial, que puede ser preventivo o correctivo. El primer tipo se centra en prevenir los problemas o las averías que puedan darse, de forma más planificada. Mientras que el segundo pone el objetivo en reparar directamente los daños o fallos que aparezcan. 

Tienes que asegurarte de que ambos mantenimientos se están llevando a cabo en tu empresa para evitar, en la medida de lo posible, los imprevistos que la perjudiquen. 

New Call-to-action

¿Por qué es importante la gestión del mantenimiento industrial? 

¿Por qué es tan importante la gestión del mantenimiento en las fábricas o industrias? Es muy sencillo de entender: porque afecta al flujo productivo, y si este se detiene o se retrasa respecto a sus tiempos habituales, rompe con el buen ciclo de productividad. En consecuencia, tu empresa podría verse incapaz de responder a la demanda de algún cliente concreto o de varios de ellos, algo que no la beneficiaría en absoluto. 

Ese es solo un ejemplo de lo arriesgado que resulta no esforzarse en mantener un buen control de los recursos. ¿Qué beneficios aporta una excelente gestión del mantenimiento a tu compañía? Considera invertir en ella para reducir costes energéticos, prevenir accidentes laborales, impedir daños irreparables en tus instalaciones y conservar tus máquinas en buenas condiciones durante más tiempo.

Además, te permite llevar un seguimiento periódico del estado de los equipos y, en general, mejorar la calidad de la actividad o la de los productos que tu compañía fabrica. 

Las ventajas son muchas, aunque según cuál sea el campo de trabajo de tu empresa, la gestión del mantenimiento desempeñará un papel más relevante o no. En cualquier caso, en el sector industrial, la clave reside en elaborar un plan adecuado. 

mantenimiento industrial

El plan de gestión del mantenimiento 

El primer paso para elaborar un plan de gestión del mantenimiento es el control. Es decir, evaluar cómo están funcionando los distintos elementos de tu empresa, especialmente los que se usan a menudo. Después, es necesario tomar medidas preventivas y correctivas, según sea necesario en cada caso. 

Esas actuaciones requeridas serán útiles para el segundo paso: la planificación de los objetivos y el desarrollo de las medidas para alcanzarlos. 

A continuación, es el momento de pasar a la organización de las tareas y a la formación de los equipos de mantenimiento. Y, por último, se deben ejecutar esos planes. Una vez acaba la fase de implementación, el proceso vuelve a iniciarse en un círculo constante. 

New Call-to-action

¿Qué funciones ofrece el software Ekon SAT? 

Valerse de las funciones que ofrecen las nuevas tecnologías para la gestión del mantenimiento es lo más acertado actualmente. Una buena opción es empezar a contar con el software Ekon SAT, una solución ERP completa y avanzada, diseñada para gestionar los procesos de postventa. 

Se trata de un software que facilita la resolución de los problemas que puedan aparecer a los fabricantes y distribuidores. Entre sus funciones destaca el análisis de las averías y de los defectos en los productos, de forma que se puedan corregir rápidamente. También controla los periodos de garantía, así como los contratos de mantenimiento. 

Pero eso no es todo. Registra las solicitudes con un informe sobre el tipo de intervención, en el que se indica la asistencia, el material afectado, los datos de contacto, etc. Incluso permite gestionar todo lo relacionado con los técnicos que se ocupan de las reparaciones. 

Además, esta herramienta para la gestión del mantenimiento tiene integrada la facturación, el seguimiento de las actuaciones y un control del parque material.

En definitiva, beneficia la gestión del mantenimiento en todos los aspectos, por lo que es una excelente ayuda para estar al día en cada proceso y en cada caso. Gracias a EKON SAT, tu empresa puede llevar a cabo siempre un buen plan de acción para que los recursos estén en condiciones cuando se necesite usarlos, algo muy importante. 

New Call-to-action