Conecta

Plan de empresa: ejemplo de uso del CRM

Las empresas están desarrollando planes de negocios con estrategias de CRM como elemento impulsor, ya que el servicio al cliente es una prioridad. El plan de empresa es ejemplo de guía que se ocupa de todos los aspectos relacionados con la gestión del negocio y, por eso, debe incluir muchas decisiones y factores que se derivan del proceso de marketing. El establecimiento de los objetivos de ventas y rentabilidad por actividad es una muestra.

Todas estas cuestiones requieren reflexión y planificación si han de resultar en mejoras, y, en particular, en un número mayor de clientes y el crecimiento de los ingresos.

Normalmente, un plan debe basarse en acciones: causa y efecto, inversión y rentabilidad, insumos necesarios para lograr los productos requeridos. El CRM ayuda a clarificar ideas, facilitando el análisis, identificación y cuantificación de las actividades y recursos relevantes en base a lo más importante: los clientes, que, como establecen las tendencias en logística y gestión para este 2019, deben ponerse en el centro de la estrategia en cualquier plan de empresa (ejemplo).

Plan de empresa ejemplo de excelencia en la relación con el cliente

El plan de empresa, cualquier ejemplo coincide en este aspecto, debería atender a cada uno de sus sectores de mercado, segmentos, productos y grupos de clientes antes de asignar inversiones, recursos y actividades, para hacerlo en consecuencia.

EKN - Text - CTA - 10

La mejor manera de comenzar a planificar es tener un registro de los resultados de ventas históricos. Los datos son vitales y permiten realizar la mayor parte del análisis que se necesita para modelar las ventas futuras, los gastos de marketing y las actividades necesarias para alcanzar objetivos.

Muchas compañías están recurriendo a los sistemas de gestión de relaciones con los clientes para comprender mejor sus deseos y necesidades. Las aplicaciones de CRM, que a menudo se usan en combinación con el almacenamiento de datos, las aplicaciones de comercio electrónico y los centros de llamadas, permiten a las empresas recopilar y acceder a información sobre:

  • Historiales de compra.
  • Preferencias.
  • Quejas.
  • Datos adicionales sobre los clientes.

Este conocimiento permite a la empresa anticipar mejor lo que los clientes desearán. El objetivo es impulsar la lealtad del cliente y, por eso, ninguna herramienta puede aportar más beneficios a través de la visibilidad sobre los consumidores que el CRM al plan de empresa. Ejemplo de ello sería su potencial para identificar oportunidades de marketing o venta cruzada, su ayuda para proporcionar una respuesta más rápida a las consultas de los clientes o su contribución a la personalización de cualquier estrategia de marketing.

Cuanto mejor pueda gestionar una empresa las relaciones que tiene con sus clientes, más éxito tendrá. El CRM puede considerarse, por ello, una estrategia para aprender más sobre las necesidades y comportamientos de los clientes. No hay que verlo solamente como una tecnología, puesto que también ayuda al negocio a desarrollar relaciones más sólidas con sus consumidores.

Un plan de empresa orientado al futuro

El CRM no solo mejora el servicio a los clientes, sino que, cuando sirve de apoyo a un buen plan de empresa, permite ver ejemplo de iniciativas para reducir los costes, el desperdicio y las quejas.

El uso de esta herramienta como base para la elaboración de un plan de empresa está relacionado con el nuevo enfoque del mercado que, en vez de centrarse en lo que cada organización puede hacer para buscar quién quiere comprar sus productos, pone la atención en averiguar qué es exactamente lo que los clientes quieren y necesitan y qué debe hacer la empresa para poder producirlo y entregarlo a tiempo.

Este es un cambio significativo de paradigma y un salto cuántico en términos de cómo vemos nuestra actividad de negocio, que requiere de una forma más innovadora de abordar la tarea de confeccionar un plan de empresa. Ejemplo de que este enfoque de CRM esencial de cualquier organización puede ser el desarrollo de competencias básicas y una estrategia general para establecer relaciones con los clientes.

Esto permitirá que, todos los esfuerzos en la organización puedan alinearse con:

  • Los clientes y la cultura de superación de las expectativas del cliente.
  • Entender y gestionar el impacto de las personas en la cultura de la organización.
  • Clientes reconocidos y tratados como socios.
  • Valorando la construcción de relaciones
  • Servicio visto como una actividad de valor agregado.

El plan de empresa es, en realidad, una declaración, respaldada por datos financieros relevantes, de cómo se desarrollará el negocio. Los planes deben basarse en acciones, aunque requieren la información que proporcionan herramientas como el CRM para explicar y justificar las oportunidades, la dirección, la estrategia, los métodos y las medidas a aplicar.

EKN - Post - CTA - Impulsar negocio

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.