Conecta

El uso de la realidad aumentada en la industria actual

El avance de las tecnologías aplicadas a la realidad aumentada y a la visión artificial ha prosperado mucho en los últimos años. Hoy día, las utilidades de este avance en la industria son muchas y variopintas. Las empresas que apuestan por la realidad aumentada descubren cómo su decisión les aporta beneficios económicos, a medio y largo plazo.

New Call-to-action

Aunque se habla de esta tecnología en singular, quienes la conocen saben que existen tres tipos de realidad:

  • La realidad virtual. Es aquella en la cual se nos muestra delante un entorno 100% ficticio o sintético.
  • La realidad aumentada (también llamada realidad mixta). Son añadidos a lo que estamos viendo.
  • Realidad semi-inmersiva. Aquí entrarían los simuladores. Se suele trabajar con una pantalla o monitor, para simular una situación ficticia.

Usos y aplicaciones de la realidad aumentada en la industria

Las gafas de realidad aumentada no son un complemento exclusivo de quienes dedican su tiempo libre a los videojuegos, aunque la gamificación sea una de las tendencias que ha apoyado el aumento de su uso en la industria. Entre las aplicaciones más habituales de esta tecnología en las empresas se encuentran la siguientes:

Realidad aumentada para la formación

El uso más habitual de esta tecnología es la creación de entornos formativos específicos o entornos guiados. No hay nada como simular un entorno real para formar a alguien, y mejor aún si el entorno que estamos simulando supone disponer de una reducción de costes o de riesgos “físicos”. 

Hay veces que parar una máquina para enseñar a alguien puede ser realmente caro, por dos razones:

  • Para poder instruir a alguien en su manejo hay que detener su uso. Eso supone interrumpir el proceso al que da soporte.
  • Durante la formación esa máquina se puede estropear o resultar dañada.

El hecho de no utilizar la máquina real, sino una simulación del entorno supone una gran ventaja, como ilustran estos ejemplos:

  1. Grúas portuarias. Estas máquinas no detienen su funcionamiento, por lo que, su deterioro o avería realizando una formación sería una catástrofe. A ello habría que sumar las consecuencias de utilizarla directamente en la vida real a nivel de riesgo, por el peligro que conlleva. La alternativa más aconsejable es recurrir a simuladores de realidad aumentada para formarse en el manejo de este tipo de grúas.
  2. Maquinaria de obra. Desde excavadoras a grúas de construcción. En este caso, se trataría de una realidad semi-inmersiva, y no virtual. Se trata de la que permite simular un entorno peligroso para facilitar la formación. Este enfoque de aprendizaje facilita al alumno desarrollar las habilidades necesarias para el trabajo en altura, con cargas pesadas o con cuadros eléctricos complejos, pero sin sufrir, ni él, ni el instructor ni sus compañeros, peligro alguno real. En este caso, la realidad aumentada no solo reduce costes, sino que previene accidentes laborales.

Realidad aumentada en las operaciones de mantenimiento

Esta tecnología se emplea en ocasiones para guiar al operador en los pasos a seguir para revisar o reparar una máquina. Hay formaciones guiadas que están especialmente diseñadas para que los operadores aprendan a reparar máquinas.

Otra posibilidad son los entornos virtuales de realidad aumentada donde, con la máquina delante, el sistema guía al operario para realizar operaciones concretas sobre ella. No es necesario tener un conocimiento profundo no una destreza especial en el manejo, tampoco se precisa recordar todas las incidencias posibles que puede pasar sobre ella. En función del guiado virtual el operario puede ir actuando, sin errores.

realidad aumentada

De la misma forma, hay empresas que se dedican a ofrecer asistencia remota de sus máquinas, utilizando esta técnica. Se facilita unas gafas de realidad al operario encargado de la reparación, mientras que de forma remota un técnico cualificado puede guiarle en la reparación. 

Simulación de prototipos impulsada por la realidad aumentada

Saber que lo que se va a fabricar es correcto antes de construirlo era casi ciencia ficción hace unos años. Ahora, con el prototipo virtualizado, resulta cómodo, sencillo y muy habitual. Es un extra que puede ahorrar disgustos y tiempo a los diseñadores, por ejemplo, reduciendo errores. En su artículo, NVidia, el fabricante de tarjetas gráficas 3D, afirma que “los proyectos que integran completamente las tecnologías de realidad virtual están viendo una reducción del 60-65% en el número de problemas de diseño”.

A esas ventajas hay que sumar otra importante. Y es que, según un reciente informe de Capgemini sobre tecnología inmersiva y realidad aumentada, al menos tres de cada cuatro empresas con implementaciones de este tipo a gran escala aseguran haber obtenido beneficios operativos de más del 10%. Uno de los principales ROI de esta tecnología es definitivamente la reducción de la duración y el presupuesto de los proyectos.

Creación de entornos colaborativos mejorados con la realidad aumentada

Gracias a la realidad virtual, también pueden crearse entornos virtuales colaborativos, que permiten trabajar conjuntamente a profesionales en ubicaciones remotas. En este caso, la tecnología hace posible que varios diseñadores desde países diferentes trabajen en un diseño virtualizado de forma conjunta. En el caso del sector salud, este tipo de avances hacen realidad que dos médicos especialistas puedan participar de forma remota en una misma operación, viendo el detalle virtualizado del paciente.

Todos tenemos en mente la imagen de la película Star Wars, de la persona que se muestra virtualizada para entablar una conversación con el protagonista, como si estuviera allí mismo y sin utilizar ningún tipo de gafas. Quién sabe si en un futuro llegaremos a ver algo así… 

¿Qué ven mis ojos? Los beneficios de la realidad aumentada

Las pruebas de la conveniencia de recurrir a la realidad aumentada no dejan de sucederse. Gracias a esta tecnología se consigue disminuir los errores y minimizar el nivel de riesgo, además de aumentar la productividad de los procesos e impulsar el desarrollo de capacidades en los equipos. El retorno de la inversión (ROI) en estos casos es claro gracias al ahorro de tiempo y costes probado en cada caso de uso.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.