facturacion pyme
9 Abr. 2021

Cómo elegir un programa de facturación para una pyme y qué define a estas empresas

 

La red empresarial de España está compuesta en gran medida por pymes, 1 de cada 2 compañías lo son. Por tanto, podemos considerar que las pequeñas y medianas empresas son fundamentales en España pero, ¿qué características debe tener una compañía para entrar en esta categoría? Respondemos a esta pregunta y te explicamos cómo encontrar el mejor programa de facturación para una pyme.

New Call-to-action

¿Cuándo se considera que una empresa es una pyme?

Entender qué es una pyme es fundamental si tenemos en cuenta que, en España, 2 de cada 3 trabajadores están desarrollando su trabajo en una.

La definición de pyme es la misma en toda la Unión Europea, ya que se estableció por reglamento (Reglamento de la Unión Europea 651/2004) en 2005, con el objetivo de unificar los criterios de todos los países que forman parte de esta comunidad.

Cuando pensamos en qué son las pymes, siempre tenemos en mente el tamaño de la empresa, ya que este tipo de compañías, como su nombre indica, son las que consideramos de pequeño y mediano tamaño. Pero, entrando más en detalle, qué es y qué no es una pyme tiene que ver con los efectivos de la organización (es decir, con sus trabajadores), con el volumen de su negocio durante un año, con el balance anual, y por último, con el volumen de recursos que tiene disponible (eso es, las propiedades o vínculos con otras corporaciones de mayor tamaño).

¿Qué requisitos hay que cumplir para ser una pyme?

Veamos cuál debe ser la facturación de una pyme, cuántos trabajadores puede tener como máximo y qué características tiene que cumplir su contabilidad para entrar en esta categoría:

CaracterísticaDefinición
FacturaciónLa facturación de una pyme es uno de los principales factores que la definen. Para que una compañía entre en el grupo de pequeñas y medianas empresas tiene que facturar un valor inferior a los 50 millones de euros anuales y tener un volumen de balance de situación menor a los 43 millones de euros.
En caso de que el volumen de facturación de la pyme sea menor a los 10 millones de euros, se establece que el tamaño de la compañía es pequeño. Y para que sea considerada como una microempresa, esta tiene que facturar menos de 2 millones de euros al año.
TrabajadoresPara que una organización se pueda considerar como una pyme, debe tener menos de 250 trabajadores, y debes saber que se cuentan como tal tanto aquellas personas que están en la nómina de la empresa como los empleados externos que han sido subcontratados.
Para que estos trabajadores que han sido subcontratados no cuenten, si la compañía busca quedarse por debajo del límite, es necesario que no se consideren como parte indispensable de la empresa.
Cuando la organización tiene entre 50 y 250 trabajadores, se pasa a considerar que tiene un tamaño mediano. Mientras que, cuando tiene entre 10 y 50 trabajadores, se considera que es pequeña. Sólo si cuenta con menos de 10 trabajadores se la podrá considerar una microempresa.
ContabilidadLa normativa contable establece que las pequeñas y medianas empresas se puedan acoger al Plan General para Pymes en los siguientes casos:
Los activos de la compañía son inferiores a los 2,85 millones de euros.La facturación de la pyme debe encontrarse por debajo de los 50 millones de euros al año.

Todos estos datos se analizan según las cifras recogidas en el último cierre contable y las últimas cuentas anuales. Si la empresa es de nueva creación y no se pueden conseguir datos de cierre contable, se debe hacer una estimación a partir de los datos en curso.

La ley que regula todos estos temas en España es la Ley 5/2015, del 27 de abril, que traslada la normativa europea a la española.

Una empresa no se considera una pyme si no cumple todas las condiciones que se han establecido en el cuadro de análisis.

Aún así, según lo establecido por la Comisión Europea, en el caso de que una compañía no cumpla con los requisitos de trabajadores o de facturación anual en ciertos momentos, este hecho no va a afectar a la condición de pequeña y mediana empresa que tenía al inicio del año. Solo si la facturación de la pyme o su cantidad de empleados son superiores a los marcados por los requisitos durante dos períodos contables seguidos se va a perder la condición de pyme.

New Call-to-action

Programa de facturación para la pyme, ¿cómo elegirlo? 

Una de las principales necesidades de cualquier empresa es mejorar la gestión de sus procesos a través de un programa de facturación y, claramente, aquí no existe una solución universal para todas las compañías. 

Las necesidades de las compañías son diferentes, aunque existen algunos aspectos a los que debes prestar atención en cualquier caso si quieres elegir el programa más adecuado para la facturación de tu pyme.

Los puntos que debes considerar como clave a la hora de elegir un programa de facturación para una pyme son los siguientes:

  • Debe ir más allá de la facturación.
  • En él tiene que existir una buena relación entre contabilidad, facturación e inventarios.
  • Es necesario que ofrezca una buena experiencia de pago a los clientes.
  • Tiene que proporcionar conectividad con el asesor.
  • Debe hacer posible la facturación online y la oficina sin papeles.

Un software de gestión de la facturación para pymes completo, como EKON Finanzas, te permite tener una visión y un control precisos y en tiempo real de la facturación que se realiza en la compañía.

A parte, con EKON Proyectos podrás gestionar también la vida de los proyectos de tu empresa, desde su diseño y planificación hasta su ejecución. En lugar de limitarte con herramientas rígidas, elige las correctas y controla los recursos, las compras, la ejecución y la facturación de tu pyme.

New Call-to-action