evaluacion de desempeño
1 Sep. 2021

Evaluación del desempeño: beneficios, objetivos y aplicaciones

 

La evaluación del desempeño es una herramienta que hace tiempo que se ha incorporado a los procedimientos de Recursos Humanos. Es conocida por su capacidad de revelar oportunidades de mejora y por sentar las bases para una organización más productiva. Suele emplearse para identificar las necesidades de capacitación de personal, detectar talentos potenciales y determinar cuándo están preparados los miembros del equipo para asumir una mayor responsabilidad.

Recurrir a la evaluación del desempeño es beneficioso para las empresas por muchos más motivos de los que en un primer momento podría parecer, como verás en las próximas líneas.

New Call-to-action

¿Cuáles son los beneficios de la evaluación del desempeño?

Al tomarle el pulso a una organización empleando esta herramienta, se consigue elevar los niveles de rendimiento, así como mejorar la retención y la lealtad de los empleados. Además, se trata de un instrumento muy eficaz para superar las barreras de comunicación, ahorra tiempo y costes (en comparación con otras formas de abordar la misma cuestión), y reduce conflictos.

Objetivos de la evaluación del desempeño

La evaluación del desempeño tiene tres funciones básicas:

  • Proporcionar una retroalimentación adecuada a cada persona sobre su desempeño.
  • Servir como base para modificar o cambiar el comportamiento hacia hábitos de trabajo más efectivos.
  • Proporcionar datos a los responsables, con los que puedan juzgar futuras asignaciones de trabajo y mejorar su capacidad de planificación.

Los datos obtenidos con este tipo de evaluaciones pueden utilizarse para mejorar los procesos analíticos en el área de personal. ¿Has oído hablar de HR Analytics?

evaluacion de desempeño

Ventajas de conducir este tipo de evaluación

Las ventajas de realizar evaluaciones del desempeño tienen que ver con lo siguiente:

  • Conocer las áreas del negocio que podrían mejorarse.
  • Identificar áreas donde se necesita una formación continua.
  • Mejorar el rendimiento y la rentabilidad de la empresa.
  • Impulsar una mayor satisfacción laboral.
  • Elevar la motivación y favorecer el trabajo en equipo.
  • Dar visibilidad a los posibles problemas y resolver a tiempo inconformidades latentes.

Desde las evaluaciones anuales hasta las revisiones más frecuentes, hay muchas formas en que los empleados pueden ser evaluados con el objetivo de ayudarles a avanzar hacia un mayor crecimiento personal y un nivel de rendimiento óptimo.

La mejor forma de plantear el proceso de gestión del rendimiento es orientarlo no solo hacia los objetivos de desarrollo de los empleados, sino también hacia impulsar los resultados del negocio. Es decir, asegurarse de que se cumplan las metas estratégicas de la empresa. Esto se consigue alineando la gestión del desempeño de los empleados con el plan empresarial.

New Call-to-action

Planificación y gestión del desempeño

Además de responder a los fines propios de RR.HH., las evaluaciones del desempeño juegan un papel clave en la planificación del negocio. El proceso permite a los responsables de la empresa identificar y establecer objetivos de trabajo, a la vez que facilita medir y monitorizar la efectividad de un empleado.

Los pasos para alinear la gestión del rendimiento con la estrategia de la compañía son los siguientes:

  1. Establecer objetivos estratégicos a nivel empresarial. Estas metas deben ser medibles y quedar claras.
  2. Comunicar las metas. Cada jefe funcional o departamental debe trasladar estos objetivos a sus gerentes y empleados, con metas personalizadas de acuerdo con la función laboral de cada uno. El propósito sigue siendo garantizar que las tareas que se asignan a los empleados contribuyan de alguna manera a cumplir el objetivo general de la compañía.
  3. Lograr el compromiso. Llegar a un acuerdo sobre los objetivos establecidos es siempre aconsejable. Una cosa es articular lo que se quiere lograr y otra, conseguir que los empleados deseen respaldar ese plan. Obtener esa consonancia explícita significa que hay mutuo acuerdo, que cada persona acepta con entusiasmo su responsabilidad y comprende lo que está haciendo para apoyar las estrategias departamentales y corporativas.
  4. Supervisar, revisar y ajustar. Muchas empresas ven la evaluación del desempeño como una formalidad. Sin embargo, para que la alineación de los objetivos y la estrategia sea posible, todo el proceso de seguimiento, revisión, evaluación y retroalimentación debe realizarse con frecuencia.

Cuando los empleados entienden la conexión entre lo que están haciendo día tras día y lo que la compañía pretende lograr, la empresa funciona de manera más eficaz y eficiente.

El papel de un ERP en la evaluación del desempeño

Diseñar un proceso de gestión del desempeño con la estrategia empresarial en mente maximiza el rendimiento que se obtiene del personal y brinda una ventaja competitiva al negocio.

Por otro lado, contar con un módulo de gestión del rendimiento automatizado se convierte en una necesidad para las empresas que desean conectar sus datos críticos para mejorar las operaciones diarias.

La integración de esta herramienta dentro de un sistema ERP ofrece el respaldo que una compañía en crecimiento requiere. Las soluciones de Ekon permiten trabajar en tiempo real, integrando hasta las actualizaciones más recientes. ¿Necesitas alinear los procesos de trabajo, la logística, los estándares y la cultura en todo tu negocio? ¿Quieres lograrlo poniendo a las personas en el centro? Descubre aquí los beneficios del software de Recursos Humanos de Ekon tanto para la realización de evaluaciones del desempeño como para muchas otras gestiones.

New Call-to-action