Conecta

Cómo reducir los costes de una empresa para afrontar los efectos del coronavirus

Reducir los costes de la empresa puede ser una forma de salvar el negocio. El futuro de la mayoría de empresas no está garantizado. Es posible que muchas, que han sobrevivido durante años, desaparezcan antes de lo que se pueda imaginar porque no estaban preparadas para unos meses sin actividad. 

La situación es complicada y, aunque existen ayudas del gobierno que pueden ser un apoyo para hacer frente a los efectos negativos del coronavirus, puede que no sean suficientes. 

El alquiler de los locales y los sueldos del personal son los dos gastos fijos más importantes de un negocio, a los que se unen otros variables como son la luz, el agua y el gas o los proveedores, a los cuales se añaden los impuestos.

En estos momentos, la supervivencia de muchas compañías exige reducir los costes de la empresa, ¿pero qué opciones existen?

New Call-to-action

6 medidas para reducir los costes de una empresa que pueden aplicarse a cualquier compañía

La primera medida que podría tomar tu empresa es la reducción de los sueldos de aquellos que cobran más, como los directivos.

En España, algunas grandes compañías han reducido entre un 10 y un 30 por ciento el sueldo de los que percibían más dinero, una medida de reducción de los costes de empresa que se está difundiendo por todo el plantea.

Una segunda medida sería parar la producción algunos días. En estos momentos, los costes productivos no están compensando las ventas. La situación impide a muchos ciudadanos comprar ciertos productos y, en esos casos, el esfuerzo de producción va directamente a las pérdidas de la compañía. 

La tercera medida que se puede llevar a cabo para reducir los costes de una empresa es compartir recursos entre diferentes compañías de un mismo grupo o filiales. No es el momento de competir, sino de aprovechar las oportunidades de llegar a acuerdos con otras empresas para compartir los gastos adicionales. Si tienes un negocio local, puedes asociarte con otros para dar mayor cobertura dentro de la situación que se está viviendo. Así, la distribución local seguirá cubriéndose, pero todo el esfuerzo de realizarla puede repartirse.

New Call-to-action

La cuarta medida, si la empresa cotiza en bolsa, es paralizar o dejar de repartir dividendos entre los accionistas. Esto solo afecta a ciertas compañías, pero las multinacionales y grandes empresas ya han anunciado este tipo de medida. En este momento, el dinero es muy necesario para seguir manteniendo el negocio a flote y que se pueda seguir garantizando la producción de bienes o servicios.

La quinta medida consistiría en renegociar los servicios que no se están utilizando o congelar aquellos de los que se pueda prescindir. Con la mayoría de las empresas paradas, muchas han pedido a sus proveedores que los contratos queden sin efecto hasta que la situación se normalice. Un ejemplo de ello se encuentra en el alquiler de muchos locales. De hecho, esta es una opción a las que muchos se han sumado ya.

La sexta medida consiste en aplicar la ley de Pareto. Esta dice que, si reduces tu actividad de producción, debes aplicar la ley del 80 – 20: el 20 por ciento de la producción debe generar el 80 por ciento de los ingresos. Para aplicarla, tienes que analizar cuál es el 20 por ciento de los clientes que genera el 80 por ciento de tus ingresos y focalizar tus esfuerzos en ellos. Si debes recortar algún coste de distribución o de servicio, debes hacerlo sobre el 80 por ciento restante que solo te genera el 20 por ciento de tus ingresos.

Otras medidas de tipo financiero para salvar a tu empresa

A nivel financiero, una medida que puedes aplicar para mitigar los efectos negativos del coronavirus sería la disminución de las proyecciones, es decir, ser más realista a la hora de planificar los ingresos. 

Esta disminución en la previsión de ingresos puede ser del 10 al 50 por ciento, dependiendo del sector en que esté trabajando tu empresa y del impacto negativo que la situación actual pueda tener, que puede durar de 3 a 18 meses. En este contexto, una realidad muy desfavorable implicaría una disminución del 50 por ciento durante casi un año y medio.

New Call-to-action

Otra medida que se puede tomar es acelerar los ingresos realizando promociones, creando incentivos de venta para los comerciales, ofreciendo grandes descuentos o planteando pagos anticipados.

También puedes mejorar la administración de las cuentas pendientes de cobrar, es decir, empujar a tus clientes a pagar lo antes posible. Puedes hacerlo llevando a cabo una política de cobros más estricta o, por el contrario, planteando incentivos o descuentos por abonar antes los productos o servicios.

Por otro lado, existe la posibilidad de plantear una mejor estrategia de reducción de costes para la empresa, según las indicaciones antes planteadas, que permita a tu negocio mantener la productividad al tiempo que da servicio a los clientes. Reducir los costes operativos al máximo para poder conservar la mayor caja posible puede ser indispensable para la supervivencia de tu empresa.

costes de una empresa

Algo que también te ayudaría a reducir gastos sería negociar los costes de los suministros, de las materias primas, de los sueldos de los empleados, etc. Es decir, utilizar el poder negociador de la empresa, en la medida que sea posible. A veces, comprar materiales de forma anticipada permite acceder a importantes descuentos.

Otra medida consistiría en diseñar e implementar flujos de trabajo internos adaptados a la demanda en época de crisis. Para ello, debes medir y buscar oportunidades que permitan a tu compañía satisfacer las necesidades de la demanda según el mercado que tengas.

También puedes, como forma de reducir costes en la empresa, posponer todas las contrataciones que hubiera previstas; disminuir el personal o reducir a media jornada el horario de algunos o todos los trabajadores; o plantear la disminución de los costes salariales, que puede ser una medida temporal y una alternativa a disminuir personal en estos momentos de tanta incertidumbre.

Por último, debes mantener la información financiera al día para tener una imagen completa y precisa de cuándo es necesario tomar decisiones que en la mayoría de casos son difíciles y, en la medida de lo posible, crear una reserva de efectivo para gestionar mejor los próximos meses.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.