Conecta

Qué es una Smart Factory y cómo afecta a las empresas

Hasta hace poco, veíamos la Smart Factory como una visión de futuro a la que muchas empresas tendrían que adaptarse, pero eso ha cambiado. Actualmente, la creación de fábricas inteligentes ya es imprescindible para generar modelos de transformación en los sistemas productivos.

La automatización, la revolución de los datos, la robótica, la ciberseguridad y la digitalización son solo algunas de las variables que influyen en el funcionamiento de una Smart Factory. La implementación de estos sistemas se traduce en la mejora de los procesos, cosa que minimiza tiempos y costes de producción.

Ahora bien, para tener claro cómo se puede crear una fábrica inteligente, debes conocer a fondo todo lo que conlleva su puesta en marcha.

¿Qué es una Smart Factory?

Una fábrica inteligente es un entorno interconectado, digitalizado y automatizado en el que máquinas y equipos trabajan de forma conjunta en cada uno de los procesos de fabricación. 

El valor añadido de crear una Smart Factory es la combinación de tecnologías de producción, comunicación e información que facilitan la interconexión e integración de toda la cadena de suministro de fabricación.

New Call-to-action

Beneficios de una fábrica inteligente

Los beneficios de una Smart Factory son los siguientes:

  • Integración de datos. Una fábrica inteligente permite la integración en tiempo real de los datos de producción, como pueden ser el inventario o la gestión de compras de suministros.
  • Aprendizaje automático. El sistema de una Smart Factory es capaz de analizar los datos recopilados a través de sensores y dispositivos de monitorización y de cambiar parámetros para mejorar los procesos de forma automática. 
  • Soluciones robotizadas. En una fábrica inteligente se implementan máquinas para la gestión automática y precisa de algunas tareas, lo que permite mejorar la eficiencia en los procesos.
  • Reducción de costes y aumento de beneficios. Gracias a la implementación de operaciones tecnológicas, se puede aumentar el volumen de producción, así como acortar los tiempos en los procesos de fabricación, mejorar el rendimiento de los inventarios o escalar en el ahorro energético, entre otras cosas.
  • Innovación constante. Crear una fábrica inteligente obliga a la empresa a mantenerse al día en innovación para actualizar con frecuencia los sistemas implementados.
  • Interconexión de las diferentes áreas. En la Smart Factory todos los departamentos están unidos entre sí. Así mismo, pueden estar conectados con clientes y proveedores.
  • Cuidado del medioambiente. En los procesos de fabricación eficientes se emplean menos materiales y disminuyen los residuos. También se puede introducir el uso de energías renovables, reduciéndose así el impacto medioambiental.

¿Qué tecnologías puedes encontrar en una Smart Factory?

Existen muchas tecnologías involucradas en el proceso de implementar una fábrica inteligente en una empresa, estas son algunas de las más relevantes:

Internet de las cosas (IoT)

Permite la conectividad entre todas las máquinas y sistemas, intercambiando información y facilitando la coordinación de todos los entes productivos de la organización.

Big Data

El análisis de datos se ha convertido en un eje esencial en la digitalización de las empresas, ya que permite trabajar con información en tiempo real, lo que ayuda a la toma de decisiones rápida y a predecir problemas que pongan en riesgo la operativa de producción.

Ciberseguridad

La implementación de sistemas digitales garantiza la seguridad, privacidad y protección de los datos almacenados en dichas plataformas.

Smart Factory ciberseguridad

Cloud Computing

El almacenamiento en la nube facilita la gestión, transmisión y seguridad de los datos de la empresa. Además, permite compartir datos fácilmente entre los diferentes departamentos. Te recomendamos que veas más en detalle esta solución con el Ekon Cloud ERP.

Inteligencia Artificial (IA)

Con el uso de la inteligencia artificial se pueden tomar decisiones automatizadas. Gracias a la recopilación de datos se pueden establecer criterios inteligentes que se pongan en marcha a partir de patrones de comportamiento.

Realidad virtual y aumentada

Esta tecnología ayuda a los empleados que intervienen en el proceso de producción y calidad a obtener información en tiempo real de los elementos físicos de forma detallada y minuciosa, lo que permite predecir y mejorar los resultados de fabricación.

New Call-to-action

4 claves para hacer de una fábrica una Smart Factory

  1. Datos y más datos. La información es el sustento principal del funcionamiento de una Smart Factory. El uso de los datos es trascendental en la actividad de todo el aparato productivo de la organización, afecta a la toma de decisiones, mejora las operaciones, aumenta los volúmenes de producción y minimiza los fallos. La clave de su uso está en establecer una adecuada estructura de datos.
  2. Conexión inalámbrica. En una Smart Factory existen una gran cantidad de dispositivos interconectados. Para transmitir toda la información, es imprescindible contar con una red de conexión inalámbrica que permita transferir los datos a los diferentes sistemas en tiempo real y de forma segura.
  3. Medidas de seguridad. Las fábricas inteligentes trabajan con información valiosa y sensible. Es por ello que una de las cosas que se deben considerar es la seguridad de los datos para evitar su vulnerabilidad. Con esa finalidad, se debe implementar lo siguiente: la gestión de claves centralizada, la encriptación de los datos, el control de acceso de los usuarios, los sistemas de prevención y, sobre todo, la actualización constante de los sistemas.
  4. Recursos Humanos. La preparación y la concienciación de los empleados de la empresa son fundamentales para que la puesta en marcha de la transformación sea un éxito. Hay que trabajar en la coordinación de los equipos, en el uso de las nuevas máquinas y en la gestión de los sistemas digitales. Todo esto potencia la productividad, aumenta la motivación de los trabajadores y mejora su eficiencia.

¿Qué efecto tiene un ERP en una fábrica inteligente?

El uso de sistemas de gestión ERP es de vital importancia para la transformación digital de las empresas. Las soluciones ERP inteligentes permiten agilizar la comunicación de los datos entre las diferentes áreas y la automatización de los flujos de trabajo, puntos clave para mejorar la eficiencia y avanzar en la modernización digital.

Los también llamados i-ERP (ERP inteligente) integran tecnologías como el IoT, el blockchain, el Big Data, el Data integrity o la inteligencia artificial, entre otras, para automatizar procesos a gran escala y acelerar los tiempos de ejecución en la fabricación.

En conclusión, la transición hacia la Smart Factory es inevitable, aunque las empresas deben considerar todo lo que esta supone en cuanto a  procesos y digitalización para ejecutar el cambio de forma eficiente. 
Está claro que la inversión inicial es un factor clave en la implementación de los sistemas y maquinarias que se requieren en una Smart Factory, ya que ello supone un gran coste para muchos sectores. Sin embargo, a medio plazo, las compañías que no tengan como prioridad convertir su empresa en una fábrica inteligente no podrán adaptarse de forma ágil a las necesidades del mercado y aumentar su rentabilidad.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.