Conecta

Técnicas de motivación para tener un equipo productivo

Al trabajar con un equipo de colaboradores o empleados, la motivación es esencial para enfocar al grupo hacia la consecución del éxito. En las últimas décadas se ha escrito mucho sobre el tema. Sin embargo, igual que los tiempos y las necesidades, las técnicas de motivación han ido cambiando.

La obra de Abraham Maslow, Una teoría sobre la motivación humana (A Theory of Human Motivation), de 1943, no solo fue relevante en el campo de la psicología, sino que sirvió como base teórica de este asunto en áreas del ámbito empresarial como el marketing o la publicidad.

Si te fijas en su etimología, motivación proviene de los términos latinos motus (“movido”) y motio (“movimiento”). Y es que las técnicas de motivación es el conjunto de aquellas cosas que impulsan a una persona a realizar determinadas acciones y a persistir en ellas hasta el cumplimiento de sus objetivos. 

Hecha esta pequeña introducción, es momento de desglosar las distintas clases y, sobre todo, técnicas de motivación que pueden ayudarte a contar con un equipo productivo y comprometido con la organización y las metas empresariales. 

Tipos de motivación

  1. MOTIVACIÓN INTRÍNSECA. Se define a la motivación intrínseca como aquella que nace del interior de la persona, con la finalidad de satisfacer sus deseos de autorrealización y crecimiento personal. La motivación intrínseca no está ligada al objetivo de conseguir resultados definidos y concretos, sino que nace del placer que se obtiene al realizar una tarea y disfrutar durante el proceso.
  2. MOTIVACIÓN EXTRÍNSECA. En la motivación extrínseca, las razones que llevan a una persona a realizar un determinado trabajo o actividad están situados fuera de la misma, es decir, están ligados a factores externos a la persona. En esta clase de motivación, los incentivos o refuerzos, tanto positivos como negativos, son también externos y se encuentran fuera del control de la persona. Aunque podemos pensar que no depende de la empresa directamente, la motivación extrínseca se puede promover a partir de actividades que la empresa ofrece.

Conseguir que todas las personas de tu organización estén movidas por una fuerza de motivación intrínseca es prácticamente una entelequia. Por eso, es muy importante que, durante el proceso de reclutamiento, se detecten cuáles son las motivaciones del candidato para incorporarse al nuevo proyecto empresarial. 

New Call-to-action

Técnicas de motivación

Para que cada persona de tu empresa dé lo mejor de sí, existen 3 técnicas de motivación extrínseca básicas, acordes a los tiempos y nuevas necesidades empresariales.

Primera técnica de motivación: potencia la fuerza grupal

Desde los inicios de las primeras civilizaciones, el ser humano ha sido eminentemente gregario, es decir, necesita formar parte de un grupo, especialmente para compartir ideas, iniciativas y emociones.

Un ejemplo de ello es la necesidad que tenemos de compartir símbolos de unión como escudos, cánticos o lemas que proyecten esa sensación de seguridad que ofrece la fuerza del grupo, como sucede cuando miles de seguidores corean el himno de un equipo de fútbol para alentar su triunfo.

Por eso, realizar actividades de grupo, tanto dentro de la jornada laboral, como fuera de ella a través de actividades de Outdoor Training, es una de las mejores técnicas de motivación. Ya que hace que el equipo se descubra más y mejor, aprovechando los puntos de cohesión y corrigiendo los que haya que mejorar. 

equipo de trabajo realiza actividades de grupo

Segunda técnica de motivación: propicia la generación de endorfinas

Las endorfinas pueden llamarse moléculas de la felicidad, porque son las que permiten a la gente disfrutar de la vida. Es por ello que, el hecho de que las empresas creen entornos de trabajo en los que las personas puedan desarrollar actividades que les ayuden a generar endorfinas, favorece notablemente a la motivación. 

Deporte, yoga, meditación o mindfulness se pueden utilizar como técnicas de motivación extrínseca que funcionan a modo de pila para la motivación intrínseca. Muchas empresas están instalando espacios donde los empleados pueden practicar alguna de estas actividades según sus necesidades.

New Call-to-action

Tercera técnica de motivación: facilita el reconocimiento

Que el trabajo se realice a tiempo y con calidad es algo que a menudo “se presupone”, pero eso no es bueno. Por eso la tercera de las técnicas de motivación consiste en cambiar los mensajes áridos y arcaicos, algunos tan anacrónicos como “para eso se le paga”, por mensajes de reconocimiento por el trabajo bien hecho.

Estos pueden ir desde un sencillo agradecimiento a un aplauso, o a pequeñas reuniones grupales en las que se hace un breve homenaje por los logros conseguidos. Los mensajes de este tipo no solo actúan como revulsivo motivador para la persona que los recibe, sino que también fortalecen la cultura empresarial y la percepción del equipo de estar trabajando en un entorno adecuado para el crecimiento personal y profesional.

¿Cómo puedes motivar a personas que teletrabajan?

Cada vez en más empresas y más a menudo, los empleados trabajan total o parcialmente desde sus hogares. En estos casos, el equipo necesita una cuarta técnica de motivación: Dotar de los medios productivos adecuados al trabajador, tanto de hardware como de software.

La fuerza del grupo se puede seguir sintiendo desde la distancia a través de videoconferencias. La generación de endorfinas puede mantenerse si se practica actividad deportiva y se lleva una vida sana. Y el reconocimiento, a pesar de la motivación inexistencia del contacto físico, se puede seguir dando tanto individual como colectivamente vía email y otras conexiones.

Si a estas técnicas de motivación básicas le sumamos que los empleados dispongan de buenas herramientas para seguir siendo productivos en sus distintas áreas funcionales, como ERPs que permitan el acceso a datos necesarios como los de finanzas, logística, producción, ventas y recursos humanos en una sola plataforma, la empresa continuará funcionando desde la distancia como un solo equipo y la producción seguirá en marcha sin necesidad de acudir presencialmente al puesto de trabajo.

Este tipo de facilidades ofrecidas por sistemas como un buen ERP han permitido que muchos empleados continúen comprometidos con su productividad desde la distancia. Y no solo eso, también tienen el potencial de acelerar los procesos de transformación digital, manteniendo la comunicación y la motivación de los equipos.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.