Conecta

La revolución TIC se aproxima al sector industrial del plástico

La industria del plástico cuenta con una peso muy significativo en la economía española. Más de 4.000 compañías en nuestro país se dedican a la transformación de este material, contando con más de 120.000 empleados y generando unos 30.000 millones de euros en volumen de negocio. Sin embargo es un sector en profunda reconversión. Una reconversión que seguro que se gestionará digitalmente. Veamos aquí que elementos van a determinar, en breve, el futuro del sector del plástico en nuestro país.

New Call-to-action

Marcos legales cada vez más complejos y cambiantes.


Un marco legal en constante cambio y a veces sobre regulado. Los paquetes legislativos comunitarios sobre Emisiones Industriales, Productos Químicos y Seguridad de los Trabajadores generan casi el 86% del coste regulatorio estimado. Esto supone un impacto económico anual de 1.000 millones de euros, siendo de 10.000 millones para el conjunto del sector en Europa, según cifras de 2016. Cualquier ERP que utilicen las empresas del sector químico debe proteger los campos donde se encuentran los datos personales.

 

Incertidumbre en el mercado de las materias primas…


Ante la incertidumbre derivada de la guerra comercial, el coste y la gestión de materias primas, especialmente la energía está repuntando. Si bien es cierto que ya se ha vivido con anterioridad, subidas en el precio de las materias primas, en esta ocasión se debe tener en cuenta, que un gran cambio se atisba en horizonte, la reconversión del modelo energético, consolidando las fuentes alternativas de energía para dejar de depender de los combustibles fósiles. El consumo tanto energético como de materias primas en planta, como así la eficiencia en la producción son factores que harán replantear las cadenas de valor de muchas empresas del sector.

 

Reinvención a través de la innovación…


La sociedad exige un aprovechamiento de recursos, nuevos modelos de gestión y de reciclaje y, en definitiva, la innovación que cada día permite apostar por la competitividad y sostenibilidad en el sector. Los avances tecnológicos agiliza la materialización de las tendencias que antes se demoraban más en convertirse en realidad. Las principales líneas de investigación y tendencias que impulsarán la industria se presentan a continuación:

  • Sostenibilidad, bioplásticos y reciclaje: El plástico es el material más sostenible en términos de peso y eficiencia energética. Sustituirlo requeriría mayor consumo de materiales y energía en su procesamiento. Un dato, en la automoción, los plásticos son el material elegido para fabricar unas 2.000 piezas de media en un vehículo (lo que representa un 15% de su peso total). Es el material más liviano, lo que permite que un coche ahorre 750 litros de combustible durante toda su vida (12 millones de toneladas de combustible en Europa). En el caso de los aviones, la apuesta por estos materiales ha permitido elevar el ahorro de combustible hasta el 20
  • Plásticos biobasados: El crecimiento de los plásticos biobasados (cuya fuente de carbono proviene de recursos renovables como plantas o biomasa de subproductos agroindustriales en lugar de provenir del petróleo) se ha estabilizado en cifras cercanas a las de los plásticos convencionales. El análisis del ciclo de vida del producto es vital para definir el material más ecológico.
  • Industria 4.0 – Internet de las cosas: este aspecto debe centrar su desarrollo en saber qué hacer con los datos capturados del proceso para apoyar la industria en aspectos de trazabilidad e interacción con el usuario final. Para la gestión de una mayor cantidad de datos y mejorar las operaciones del sector de la fabricación de plásticos será necesario contar con una visión global de la gestión de los activos tecnológicos de la organización

Innovación que se traslada del producto al modelo de gestión…


Adaptar la oferta a un consumidor cada vez más especializado con nuevos modelos de negocio. Ejemplo de ello son, los envases en el sector de conservación alimentaria, cuyos diseños de envases de plástico permiten controlar temperatura y humedad vía App, dando información al minuto de la conservación del alimento y alertando al cliente. Esta innovación de crear una solución revolucionaria a nivel de producto, lleva implícita una proporcional evolución en el modo de gestión, ya que si cambiar el core de la empresa, si evoluciona considerablemente.
La transformación digital y la innovación, además de generar eficiencia y abaratar costes, provocan constantemente nuevos modelos de negocio apoyándose en el I+D+i.

 

Antes los presentes y futuros retos, el ERP como respuesta para el sector del plástico.


En definitiva, el sector del plástico encara por lo tanto nuevos modelos de negocio que se ven facilitados por los procesos que permiten las técnicas de inteligencia artificial, big data, cloud computing, Internet de las Cosas, impresión 3D, realidad aumentada, el uso de dispositivos móviles o la utilización de ERP para la gestión de empresas del sector plástico.
Con el ERP adecuado para la industria del plástico, las empresas además mejorar la productividad y eficiencia de sus recursos, realizando un análisis continuo y una optimización de los mismos durante la producción en tiempo real (energía, recursos, emisiones.) lo que les permite actuar inmediatamente. Les facilita una gestión 4.0 de su negocio con las siguientes ventajas:


Análisis de datos para la toma de decisiones

El ERP facilita la creación de nuevas oportunidades de mejora a través del análisis de datos, por ejemplo, optimizando los tiempos de producción mediante la recogida de tiempos óptimos de horneado, coagulación, cocción, mezclado, etc.


Eficiencia y productividad
Trabajar con un ERP para la gestión de empresas del sector del plástico, no sólo mejora la flexibilidad de los procesos, aumentando y disminuyendo tiempos, precios, calidad, materiales. Realizando una planificación óptima y realista, se asegura la consecución de los márgenes teóricos, manteniendo la productividad.


Monitorización y optimización del rendimiento
También facilita la gestión del mantenimiento preventivo. Esto garantiza el correcto estado de los equipos productivos cuando sea necesario, reduciéndose el tiempo de decisión y actuación mejorando la integración de toda la información de operaciones y planta, permitiendo tener una visión completa de los procesos y así optimizarlos como un “todo”.
El sector se halla en un nuevo escenario, donde se requiere la conversión de la empresa tradicional a un centro de alto rendimiento, el ERP tiene un papel fundamental ya que puede actuar como eje en esa transformación digital. Pero no servirá de mucho si no se da una alineación completa de toda la empresa, desde la dirección al resto de profesionales, quienes deben conocer las ventajas de la digitalización, estar formados y sentirse partícipes del cambio.

 

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.