Conecta

Trabajar en la nube: qué es y cómo funciona

Trabajar en la nube es una opción cómoda y flexible, ya que te permite tener todos tus archivos en un servidor virtual al que accedes vía Internet. Esto hace posible no solo liberar espacio en tus dispositivos, sino acceder a tus datos desde cualquier lugar.

Pero el verdadero valor del Cloud Computing o computación en la nube es el trabajo colaborativo. Como varias personas se pueden conectar a los mismos proyectos y trabajar simultáneamente en su desarrollo, trabajar en la nube comienza a ser la mejor opción para las empresas. 

¿Qué significa trabajar en la nube?

Trabajar en la nube es utilizar datos, programas y aplicaciones no instaladas físicamente en tus dispositivos. De esta forma, se puede ser productivo desde cualquier lugar, teniendo acceso a la información actualizada en todo momento. 

La nube no es un concepto abstracto: son servidores de alta capacidad puestos a disposición de los usuarios por empresas líderes en la gestión de la información.

New Call-to-action

Tipos servicios dentro del Cloud Computing

Los servicios de Cloud Computing pueden dividirse en tres grandes bloques:

Software como servicio (SaaS)

El cliente hace uso de un programa alojado en la nube, por lo que lo concerniente a mantenimiento, desarrollo, soporte y operación es responsabilidad de la empresa que ofrece el servicio. El servicio web de correo electrónico de Gmail o un CRM son buenos ejemplos de Software como servicio.

Este programa o aplicación para trabajar en la nube es accesible siempre que exista una conexión a internet y, en él, la empresa de gestión de datos establece sistemas de seguridad y privacidad de los datos del cliente. En esta modalidad no se controla el sistema operativo ni la infraestructura.

Plataforma como servicio (PaaS)

En esta modalidad de trabajar en la nube el proveedor proporciona una plataforma para el desarrollo de aplicaciones y se encarga de su mantenimiento y gestión. El Google App Engine es un ejemplo de PaaS, en el cual el cliente puede crear aplicaciones tanto en Java como en Python.

Aquí, el usuario no controla la infraestructura de almacenamiento o el uso de las redes. Como ventaja, este modelo tiene escalabilidad automática, en función de lo que demande el usuario del sistema. 

Infraestructura como servicio (IaaS)

En este tipo de sistema de Cloud Computing el usuario tiene pleno control de todos los recursos: servidores, almacenamiento y equipamiento para redes en una plataforma de virtualización. Resulta perfecta para los desarrolladores, que pueden controlar todas las variables del entorno de trabajo.

New Call-to-action

¿Qué ventajas tiene trabajar en la nube?

Las ventajas de trabajar en la nube con el Cloud Computing son muchas y muy diversas. Independientemente del modelo de trabajo elegido:

Movilidad

Cuando se trabaja en la nube, los datos del cliente siempre son accesibles, desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo con conexión a internet, y están protegidos.

Personalización

Los servicios en la nube se adaptan a las necesidades de sus clientes de forma rápida y sencilla, no son necesarios largos tutoriales ni una formación complicada y, además, se opera bajo un dominio propio sin costes excesivos.

Información compartida

El hecho de trabajar en la nube hace posible que muchos usuarios compartan los mismos recursos e información, trabajando de forma simultánea sobre una versión única y actualizada de sus datos. 

Sincronización

Trabajar en la nube garantiza la sincronización de la información en tiempo real, esto permite trabajar siempre con la última versión de cualquier recurso compartido. 

Actualización

Las actualizaciones de las aplicaciones empleadas son automáticas y continuas, por lo que es transparente para el usuario que trabaja en la nube. 

Escalabilidad 

La capacidad de almacenar datos en la nube es virtualmente ilimitada: en la misma medida que los usuarios suben contenido, los proveedores aumentan su capacidad de servidores. Si una empresa requiere más espacio, capacidad de cómputo o acceso, puede contratarlos con el proveedor.

Ahorro

Como solo se paga lo que realmente se necesita y el mantenimiento corre a expensas del proveedor, trabajar en la nube supone un gran ahorro de dinero, esfuerzo y tiempo. 

Seguridad

La información nunca se pierde, pues el proveedor se encarga de realizar copias de seguridad continuamente. De ocurrir un fallo en el sistema, el usuario no pierde ningún dato. 

New Call-to-action

¿Cómo trabajar en la nube de forma segura?

El trabajo en la nube implica que la información sensible de una empresa o cliente no está almacenada en sus propios servidores, pero eso no significa que no se maneje de forma segura. Para garantizar la seguridad, basta con seguir ciertas normas o asegurarte de que tu proveedor las cumpla:

  • Contar con un servicio de almacenamiento de confianza: la mayoría de los proveedores de servicios de Cloud Computing garantizan la protección de tus datos. 
  • Elegir contraseñas adecuadas: aunque parece algo poco relevante, la mayoría de los problemas de seguridad nacen de contraseñas débiles. 
  • Usar servidores encriptados: en este tipo de servicio, la información se comprime y es encriptada de tal forma que solo puede recuperarse con la contraseña de su administrador. 
  • Mantener un antivirus actualizado: las fugas de información pueden deberse no a la nube, sino al dispositivo que se utiliza para acceder a ella. 
  • No compartirlo todo: solo es preciso compartir aquellos datos que se usan de forma colaborativa o aquellos a los que se necesita acceder desde cualquier lugar. 
  • Realizar copias de seguridad: aunque los archivos en la nube están a salvo, nunca está de más tener un backup propio por si el servicio se interrumpe por algún motivo.

Beneficios de trabajar en la nube para el teletrabajo

Entre los muchos beneficios del Cloud Computing se encuentran los siguientes:

  • Aumento de la productividad. En lugar de cumplir un horario, el trabajo se enfoca al cumplimiento de objetivos.
  • Mejor control y coordinación de actividades. Todas las comunicaciones se realizan a través de los sistemas de gestión integrados en la nube, lo que permite tener una traza de todas las tareas. 
  • Optimización del flujo de información. Las comunicaciones de empresa se tornan concisas, directas y ágiles. 
  • Aumento de la eficiencia en las reuniones. Al ser puntuales y realmente colaborativas, se logra corregir el trabajo en tiempo real. Además, estas reuniones pueden ser grabadas y almacenadas en la nube para que otras personas tengan acceso a ellas en diferido.
  • Aumento de la rentabilidad. A todas las ventajas anteriores se suma un menor tiempo de oficina, así como menos costos de operación y materiales, con lo que la rentabilidad se incrementa.

¿Es el Cloud Computing inevitable para todas las empresas en el futuro?

Dadas las perspectivas actuales referentes al teletrabajo y al distanciamiento social, algo que se veía como una tendencia tanto en las grandes empresas como en las pymes se ha convertido ahora en una realidad inmediata.

Con sus datos almacenados en la nube, muchas compañías pueden promover el teletrabajo lo cual, independientemente de la situación de pandemia actual, es una excelente opción que en muchos casos no solo beneficia a las empresas, sino a sus trabajadores.

Además de permitir una mejor distribución del tiempo entre la jornada laboral y la vida personal y familiar, el Cloud Computing reduce el tiempo que se pasa en la oficina sin hacer nada, así como los costes, y otorga a las empresas una mayor flexibilidad de la plantilla. Todo esto revierte en una mayor productividad y eficiencia.

Trabajar en la nube ya no es el futuro, se ha convertido en el presente gracias a las necesidades de manejo rápido y eficaz de la información y a la transformación digital de las empresas para adaptarse a las necesidades del mercado.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.